Saltar al contenido

¿Produce alguna ventaja la impulsividad en clase?

abril 22, 2014

Comento en esta entrada una investigación sobre la relación entre impulsividad y rendimiento escolar realizada por Peter Tymms y Christine Merrell (ADHD and academic attainment: Is there an advantage in impulsivity?). Estos investigadores, de la Universidad de Durham, habían realizado anteriormente un gran estudio de seguimiento de niños con TDAH, observando que el rendimiento en lectura y matemáticas de los niños con síntomas de inatención era claramente peor que el de sus compañeros, y empeoraba progresivamente a lo largo de la Primaria, mientras que el rendimiento de los alumnos con síntomas de hiperactividad, pero no de inatención, aun siendo peor que el de los compañeros sin problemas de ese tipo, no era tan bajo como el de los niños con dificultades de atención, o con dificultades de atención e hiperactividad.

Peter Tymms

Una pregunta obvia en esa situación es ¿a qué se deben esas diferencias? Para responderla analizaron los datos de 12.251 alumnos ingleses que comenzaban su escolaridad (4 años y medio de edad media en septiembre de ese curso). A estos alumnos se les había realizado una prueba de lectura y matemáticas a principio y a final de curso, y, al terminar el curso, también se valoró en qué medida tenían síntomas de TDAH. Es importante, por tanto, recordar que la información que obtienen los autores corresponde a alumnos de Educación Infantil (Kinder), y que no se trataba de una muestra clínica de alumnos con diagnóstico de TDAH, sino de una muestra grande de alumnos a los que los profesores valoraban si tenían síntomas de TDAH.

Resultados y conclusiones

Los análisis que realizan con los datos de esos alumnos son relativamente complejos, e indican que:

  • Existe relación entre impulsividad e inatención y entre impulsividad e hiperactividad, y la segunda relación es claramente mayor que la primera.
  • Se apreció una relación negativa entre inatención y rendimiento en matemáticas: cuanto más puntuaban los alumnos en inatención menor era su rendimiento en matemáticas.
  • No se observó relación entre hiperactividad y rendimiento en matemáticas.
  • Una vez controlada la inatención, se observó una relación positiva entre impulsividad y rendimiento en matemáticas, es decir, entre alumnos con el mismo nivel de inatención, los que tenían mayor impulsividad obtenían mejor rendimiento en la prueba de matemáticas.
  • En lectura, los resultados fueron similares a los anteriores, con la diferencia de que había una pequeña relación negativa entre hiperactividad y rendimiento.
  • El mejor rendimiento en lectura y matemáticas (una vez controlada la inatención) se relacionaba, sobre todo, con el ítem “precipita respuestas antes de que se hayan completado las preguntas”.

Como dicen los autores, es fácil explicar que la inatención esté relacionada con el bajo rendimiento escolar, pero no es tán fácil explicar qué ventaja supone para el alumno atento ser impulsivo, especialmente tender a responder antes de que se completen las preguntas.

Una forma de intentar explicarlo es que el alumno que se precipita en la respuesta está interasado por la actividad que se está realizando y participa (a su manera) en ella, y, por tanto, es más probable que obtenga mejores resultados que los compañeros que se desvinculan de las actividades.

Corrección original

abril 14, 2014

-Te has equivocado con el número de monos: fíjate bien y corrígelo antes de seguir.

-Ya lo he corregido. ¿Está bien ahora?

-Yo lo hubiera hecho de otra forma, pero la tuya está bien y me parece original. Voy a sacarle una foto.

Corrección original

Corrección original

Pruebas de imprenta

abril 7, 2014

He acabado de corregir las primeras pruebas de imprenta de mi próximo libro sobre intervención en TDAH, que trata sobre cómo ayudar al alumno de ESO-Bachillerato con TDAH a estudiar y hacer la tarea: hacer un plan de trabajo, auto-motivación, qué hacer cuando no funciona la auto-motivación, organización, estrategias autorreguladas, procesamiento y comprensión, expresión escrita, y estudio orientado al resultado.

IMGP3297

Pruebas de imprenta

El contenido está basado en más de 40 investigaciones sobre métodos de intervención educativa para adolescentes con TDAH así que, como poco, está bastante fundamentado. Posiblemente estará disponible en septiembre.

 

Aprendiendo el abecedario

marzo 31, 2014

Mucha información se organiza en orden alfabético. No sólo se trata de las palabras del diccionario, sino también que es muy común tener que buscarse a uno mismo en una lista por orden alfabético, y el propio ordenador te permite elegir ese orden para ver tus ficheros.

Aporto aquí algunos materiales que ha preparado Ainhoa León, que ha sido alumna de prácticas mía en el colegio. Con ellos están trabajando algunos alumnos de apoyo de 1º de Primaria que ahora mismo están en el tema del abecedario.

En primer lugar tenemos el cartel, un recorrido con todas las letras en el que cada alumno tiene una estrella con su nombre que indica hasta que letra es capaz de recitar en orden y sin equivocarse. En algunos momentos de la clase un alumno puede pedir intentar hacer avanzar su estrella. Para eso tiene que ir diciendo las letras, hasta que cometa un error. Cuando se equivoca se le indica cómo tendría que haberlo dicho y se pone la estrella en la última letra correcta.

View this document on Scribd

A los alumnos les dijimos que al llegar al final del recorrido les daríamos una hoja de buenas noticias (un minidiploma)  indicando que ya habían aprendido el abecedario.

Tenemos también el consabido abecedario en el que repasan, y del que se llevan una copia a casa.

View this document on Scribd

Por último, tenemos un conjunto de flash-cards que preguntan por la letra siguiente. Por una parte, si eres capaz de decir qué letra viene después de cualquier letra, ya tienes el conocimiento necesario para recitar el abecedario. Soy consciente de que las cosas suelen funcionar al revés y que las partes del abecedario que ya te sabes son las que permiten decir qué letra viene después de otra, pero hacer el juego de ir adivinándolas puede animar a los alumnos a memorizar más partes del alfabeto.

Estas tarjetas se imprimen por las dos caras y el alumno tiene que leer la pregunta, tratar de responderla y comprobar su respuesta mirando la cara posterior. Es importante que el papel sea grueso, porque, lo que me ha sucedido es que la parte trasera se transparenta y hay alumnos que prefieren tratar de adivinar qué letra se ve por detras (con bastantes errores, ya que las ven invertidas) antes que pensar en la respuesta. Es curioso cómo hacen eso incluso cuando se les pregunta por las primeras letras, y aparentemente les costaría menos pensar la respuesta que tratar de adivinarla así.

View this document on Scribd

No se están utilizando exclusivamente estos materiales, sino que también hay ejercicios clásicos como completar las letras que faltan, darles una letra para que escriban la anterior y la siguiente, e incluso utilizamos una canción del abecedario para memorizarlo. Cualquier cosa que ayude es bienvenida, por eso aportamos también estas ideas.

Alfabeto

 

Nuevo libro con capítulos sobre intervención en TDAH

marzo 24, 2014

Se acaba de publicar el libro Prevención en Dificultades del Desarrollo y del Aprendizaje, coordinado por Jesús Nicasio García. Este libro incluye dos capítulos sobre el TDAH, uno centrado en la etapa de Educación Infantil y otro en la etapa de Primaria. Estos dos capítulos han sido escritos por Ana Miranda, María Jesús Presentación y Manuel Herrero.

En el capítulo sobre el TDAH en Educación Infantil se exponen algnas intervenciones educativas: técnicas de modificación de conducta, la técnica de la tortuga (de la que hablé en un par de entradas anteriores), el programa “Piensa en Voz Alta”, el programa “Escuela Dinosaurio”, y el programa “Herramientas de la Mente”.

En el capítulo sobre el TDAH en Educación Primaria se menciona nuevamente la modificación de conducta, el entrenamiento en habilidades sociales, y las estrategias de auto-control, concretamente las autoinstrucciones, la autoevaluación con refuerzo, y el control de la ira. También se hace una referencia a las adaptaciones académicas para potenciar la atención la auto-regulación y la motivación. Por último, se exponen, brevemente, tres intervenciones multidimensionales, que son el programa de tratamiento de verano, el programa de competencias conductuales y académicas (ABC), y el programa multicomponente para niños, padres y profesores, en el que han participado Ana Miranda y María Jesús Presentación.

Mi capítulo

El libro permite acceder mediante adobe digital editions a un material complementario en el que se encuentran más recursos. Entre los relacionados con el TDAH se encuentran:

  • Intervención multicontextual en TDAH: estudio de caso único, de Siegenthaler y Presentación.
  • Comportamiento disruptivo en el aula: aplicación de un registro observacional, de Soriano, Miranda y Presentación.
  • Intervención en un problema de comportamiento a través del asesoramiento a la familia, escrito por mí mismo.
  • Desarrollo de un programa coordinado de intervención para niños con TDAH, sus padres y sus maestros, de Siegenthaler, Miranda y Presentación.

Mi capítulo describe la adaptación y uso del programa Defiant Children de Russell Barkley. Como curiosidad, los programas multicomponente de Miranda, Presentación y Siegenthaler también utilizaron esta intervención para el trabajo con las familias, de manera que todos los capítulos tienen una cierta continuidad.

Otras informaciones interesantes

El libro tiene, además, toda una parte con varios capítulos dedicados a las dificultades de aprendizaje de la lectura, comprensión y matemáticas, que pueden ser muy interesantes para las personas que trabajan o conviven con niños con TDAH.

Participamos en Espiral Edublogs 2014

marzo 19, 2014

Creo que ya hemos participado en un par de ediciones, y este año también nos volvemos a presentar a Espiral Edublogs. Aunque la peonza de oro se nos resiste, es una buena forma de dar a conocer nuestro trabajo. A todos los lectores que tenéis un blog sobre educación os animo a participar también. Y, cómo no, es muy recomendable echar un vistazo a las listas de blogs participantes.

Redactar un buen examen tipo test

marzo 17, 2014

El test de elección múltiple es una forma de evaluación muy utilizada. Como todas, tiene sus ventajas y también sus inconvenientes. Una forma de disminuir estos es construir pruebas claras que evalúen los conocimientos del alumno y no su capacidad para desentrañar la redacción de los ítems o las instrucciones de la prueba.

Existen varios trabajos que han propuesto directrices para mejorar la construcción de pruebas de evaluación  tipo test. Las indicaciones que se dan a continuación están basadas en los dos siguientes:

De wikimedia commons

Contenido

  • Procure que cada pregunta o ítem se refiera a un contenido de aprendizaje importante, no a cuestiones triviales.
  • Si quiere evitar evaluar el mero recuerdo, no emplee literalmente el lenguaje del libro de texto o de las explicaciones: diga lo mismo con otras palabras, empleando siempre un vocabulario sencillo para los alumnos.
  • Evite que el contenido de una pregunta dependa de otra pregunta, especialmente que dependa de lo que se ha respondido en otra pregunta o en el mismo ítem.
  • Evite preguntas basadas en opiniones.
  • Evite preguntas trampa.

Forma de los ítems

  • Se pueden redactar como preguntas, completar frases, elegir la mejor respuesta, verdadero o falso.
  • Sólo debe ser correcta una de las alternativas.
  • Coloque las alternativas en vertical, no en horizontal.

Redacción del enunciado

  • Evite que haya una cantidad de texto excesiva en el ítem.
  • Redacte el enunciado de forma afirmativa, evitando términos negativos tales como NO o EXCEPTO. Si usa términos negativos, hágalo con sumo cuidado y asegúrese que aparecen en mayúsculas o negrita.
  • Procure que la mayor parte del contenido aparezca en el enunciado, y que las opciones de respuesta sean complementos de ese enunciado. Si es posible, la idea principal debería estar en el enunciado.

Redacción de las opciones

  • Tres opciones pueden ser suficientes para una correcta evaluación.
  • Asegúrese de que las opciones tienen concordancia con el enunciado.
  • Asegúrese de que sólo una de las opciones es correcta.
  • Si es posible coloque las opciones en orden, por ejemplo si incluyen cantidades o tienen un orden lógico.
  • Haga que las opciones sean independientes entre sí y no se solapen.
  • Haga que las opciones sean homogéneas en cuanto a su longitud y estructura gramatical.
  • Haga que las opciones sean homogéneas en cuanto a contenido (que todas traten sobre el mismo tema, o todas sobre temas distintos, pero que no haya una que destaque porque no concuerda con las otras).
  • Evite usar como opciones “ninguna de las anteriores” o “todas las anteriores”.
  • Escriba las opciones de forma afirmativa.
  • Evite dar pistas sobre la respuesta correcta (opciones absurdas, determinantes como “siempre”, “nunca” o “absolutamente”, inconsistencias gramaticales que indiquen que una opción es incorrecta.
  • Haga que todos los distractores sean creíbles para alguien que desconoce la respuesta y descartables para el que sí la sabe.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 357 seguidores