Skip to content

Una alternativa para aprender las tablas de multiplicar

diciembre 12, 2011

Aprender las tablas de multiplicar es difícil para bastantes niños. En el colegio donde trabajo empiezan a estudiarlas en el 2º curso de primaria, y siguen aprendiéndolas y practicándolas en el 3º. Desconozco si los niños con tdah tienen especial dificultad para aprender estas tablas, pero no me extrañaría que fuera así: el aprendizaje de las tablas es tedioso, y exige bastante de la memoria de trabajo. Cuando se recitan las tablas además de saber el resultado de cada operación hay que mantener activo el recuerdo de en qué número de la tabla estás. Si el niño no conoce el resultado la operación y tiene que recurrir a la suma es bastante posible que “pierda el hilo”. A veces no sabe en qué parte de la tabla está, y a veces ni siquiera sabe qué tabla está recitando.

Está bien saber las tablas de multiplicar, pero qué pasaría si el niño no se aprende las tablas pero sabe hacer cualquier multiplicación con números de 1 a 10? Bueno, en realidad, las tablas se aprenden para poder hacer cualquier multiplicación con números de 1 a 10. Esta alternativa se apoya en esa idea. Al niño se le deja una hoja con las tablas. Incluso es positivo que esté familiarizado con ellas ya que eso le permite localizar con rapidez la operación que busca. Cuando tiene que hacer una multiplicación se le deja mirar las tablas, suponiendo que con esa práctica va aprendiendo algunas de ellas. Además se le evalúa, algo que se puede hacer de dos maneras: preguntarle multiplicaciones salteadas, o aprovechar el propio trabajo de clase: primero hace sin las tablas las operaciones que sepa hacer, se corrige, y luego completa los ejercicios mirando a las tablas.

Hoja de tablas de un alumno

Lo peculiar de esta forma de trabajar es que cada vez que el alumno da muestras de saber una multiplicación, porque se le pregunta y responde correctamente o porque la hace bien sin ayuda de las tablas, ésta se borra de la tabla, por ejemplo con líquido corrector.

Las ventajas de este sistema son las siguientes:

  •  La gente que trabaja con el alumno puede conocer con facilidad qué multiplicaciones ya sabe hacer y cuáles tiene que aprender.
  • El alumno puede seguir trabajando y siguiendo las clases aunque no tenga el mismo nivel que sus compañeros en el conocimiento de las tablas. Puede resolver problemas, y puede aprender el algoritmo para multiplicar números de varias cifras.
  • Nada más empezar el alumno tiene un avance rápido, aprendiendo la forma de multiplicar por 0, por 1 y por 10.
  • Mientras se usa este sistema se pueden emplear otras formas de trabajo (memorización tradicional de las tablas, construcción de las tablas como sumas, canciones, rimas, etc.).
  • El alumno “ve” qué es lo que sabe y qué tiene que aprender. Puede sentirse motivado para ir completando huecos.

También hay algunos inconvenientes que o recelos que habría que prevenir:

  • Algunas personas podrían pensar que así se da al niño una ventaja que no tienen sus compañeros. Podría solucionarse retirando la ayuda en pruebas de evaluación. De cualquier forma si lo que se evalúa es el cálculo el propio sistema ya da una idea de qué sabe hacer el niño sin necesidad de otras pruebas.
  • Se puede plantear la duda de que el niño no va esforzarse en aprender las tablas mientras cuente con esa ayuda. Si en las comprobaciones que se van haciendo se van “borrando” partes de la tabla la ayuda será cada vez menor, y eso indica que el niño está aprendiendo a multiplicar de otra manera (por la propia práctica de la multiplicación).
  • En el caso de niños con tdah no sería extraño que se perdiese la hoja con las tablas. En ese caso se podría preparar otra hoja y hacer una comprobación rápida de las que el niño ya sabe hacer. También se podría tener una “copia de seguridad” en un cartel que se guarde en la clase o en casa o sacando periódicamente una foto.
  • Puede ocurrir que el niño cometa errores en una operación que ya está borrada. En ese caso se podría plantear que tras cierto número de errores (no ha habido un buen aprendizaje) se vuelve a incluir esa operación en la tabla.
Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Yukari permalink
    agosto 23, 2014 6:34 pm

    Muy buena idea gracias

  2. septiembre 14, 2016 6:41 pm

    Es importante que el cálculo mental de las operaciones matemáticas se haga sin dificultad y rápidamente. Lo anterior es fundamental para el cálculo matemático superior. Para eliminar el “trauma” de aprender las tablas y agilizar el conocimiento, los materiales didácticos, en su gran mayoría, es el medio más efectivo. He aquí uno para las tablas de multiplicar http://www.circulosmagicosmatematicos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: