Skip to content

Más sobre la técnica de la tortuga

junio 8, 2012

En la entrada anterior expliqué la técnica de la tortuga, según el manual original de Schneider y Robin. Ahora mi intención es dar información sobre las evidencias que hacen recomendable su uso.

Investigación sobre la técnica de la tortuga

Scheneider (1974) y Robin, Schneider y Dolnic (1976) publicaron dos artículos en los que se estudiaba el uso de la técnica de la tortuga en niños con problemas de comportamiento. Hay que tener en cuenta que se trata de investigaciones realizadas en aulas de educación especial, con un número reducido de alumnos, y por los autores del método.

La eficacia de la técnica de la tortuga también ha sido investigada utilizándola como una parte de programas más amplios, especialmente el programa PATHS de Mark Greenberg.

Y no he encontrado más trabajos de investigación sobre este método de intervención. No es que haya hecho una revisión sistemática, pero, además de la búsqueda en Google, he consultado algunas bases de datos y he hecho un rastreo de referencias, sin encontrar más.

Las tortuguillas conquistan el mundo

Utilizando “técnica de la tortuga” como término de búsqueda, google nos da 67.800 resultados. Resulta curioso que en inglés “turtle technique” se encuentren menos de la mitad: 24.100. La técnica ha sido recomendada en bastantes manuales, guías, monografías, etc. Pongo el enlace a algunos:

· Behavior management strategies and techniques (Peterson & Tenenbaum, 1986).

· El alumno con TDAH (Pujol, Palou, Foix, Almeida y Roca, 2006).

· Family focused trauma intervention (Aronson, 2010).

· Tratamientos psicosociales eficaces para el TDAH (Miranda y Soriano, 2010).

Algo curioso en todas las fuentes que he consultado es que no citan más investigación que los dos trabajos de Schneider y Robin, Schneider y Dolnic mencionados antes, lo que parece indiciar que no existe gran soporte para la técnica, a pesar de lo extendida que está. He encontrado trabajos en los que se considera que la eficacia de la técnica es algo comprobado, incluso que se ha mostrado su utilidad en la escuela y en el hogar, pero, la verdad es que con los estudios encontrados no se podría considerar que la técnica de la tortuga es una intervención basada en evidencias. Eso sí, es una técnica recomendada por los profesionales del gremio.

Recursos complementarios

Para quien quiera utilizar la técnica de la tortuga le pueden ser útiles estos recursos:

· Manual completo de la técnica de la tortuga (en español).

· Presentación PPT para apoyar la historia.

· Una experiencia con la técnica y otras herramientas de educación emocional.

Las imágenes que acompañan esta entrada están enlazadas de Helping Young Children Control Anger and Handle Disappointment,  de las guías del CSEFEL de la Universidad de Colorado.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Aída permalink
    enero 29, 2015 8:06 pm

    Excelente info, gracias por compartir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: