Skip to content

Pero ¿es posible obtener mejoras entrenando la memoria de trabajo?

agosto 29, 2012

Hace poco publicamos una entrada con información sobre investigaciones realizadas acerca el programa Robomemo, que obtenían resultados positivos en alumnos con TDAH mediante un programa de entrenamiento de la memoria de trabajo (en esa entrada anterior se intenta explicar qué es eso de la memoria de trabajo). Las mejoras se producían en distintos campos: como razonamiento no verbal, impulsividad, reducción de síntomas (según los padres), comprensión oral y lectora, y, evidentemente, memoria de trabajo. Los resultados no solo son llamativos por la variedad de áreas en que aparecen, sino también porque la memoria de trabajo ha sido (¿hasta ahora?) un área muy impermeable a la intervención.

Si una intervención como Robomemo produce esos resultados, conviene tenerlo en cuenta ya que es fácil de usar y relativamente barata (aunque tiene un coste, existen otros programas de entrenamiento, y se podrían construir alternativas libres). Por estos motivos vamos siguiendo las publicaciones que encontramos relacionadas con la mejora de la memoria de trabajo, y en esta entrada queremos comentar algunas que hemos encontrado recientemente.

Mejorando la memoria de trabajo y el rendimiento en clase

Helen St Clair-Thompson. De su web en la Universidad de Hull

Este es el título del primer artículo que comentamos. Fue publicado por Helen St Clair-Thompson, Ruth Stevens, Alexandra Hunt y Emma Bolder, de la Universidad de Hull (Reino Unido) en 2010. En este trabajo se comparó a un grupo de 117 alumnos de 5 a 8 años de edad que utilizaban un juego de ordenador llamado Memory Booster, con  137 alumnos de los mismos cursos que no recibieron ninguna intervención.

Los niños que utilizaron Memory Booster realizaron entre 12 y 16 sesiones de trabajo de 30 minutos (dos semanales). El juego comienza con una historia y luego explica a los niños la estrategia de repetición, que consiste en ir repitiendo verbalmente la información que hay que recordar. En los primeros ejercicios, los alumnos tienen que localizar, entre varias imágenes, un objeto que el ordenador ha nombrado previamente. Después se explica la estrategia de imaginación, que consiste en crear una imagen mental que represente la información que se tiene que recordar, y se realiza el ejercicio anterior, pero recordando dos palabras. En la tercera parte, el programa explica la estrategia de crear historias, que consiste en pensar breves narraciones que relacionen el material a recordar y se hacen ejercicios intentando recordar tres elementos.

Según como progresen los alumnos en los ejercicios la dificultad puede aumentar hasta tener que recordar 6 elementos, y se enseña una nueva estrategia: la de agrupamiento, que consiste en pensar una categoría superior que agrupe a todos los elementos que hay que recordar (por ejemplo “mascotas”). Según además de felicitarles por sus aciertos, el programa les permite acceder a algunas recompensas (comics) si el rendimiento es bueno.

Resultados obtenidos con Memory Booster
Los alumnos que utilizaron el programa mejoraron algunos de los componentes de su memoria de trabajo (bucle fono-articulatorio y ejecutivo central) más que el grupo de control. También mejoraron más en una prueba de comprensión de instrucciones orales, y en una prueba de cálculo mental, pero no se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos en los componentes viso-espaciales de la memoria de trabajo, ni en tres estandarizados de rendimiento escolar (resolución de problemas matemáticos, comprensión lectora y competencia matemática). Cinco meses después de concluir la intervención tampoco se encontraron diferencias significativas en los tests estandarizados.

En resumen, el uso de Memory Booster produjo mejoras en la memoria de trabajo, pero la transferencia de esas mejoras al rendimiento escolar fue más bien discreta, y no se apreció cuando se evaluó con tests estandarizados.

¿Es eficaz el entrenamiento de la memoria de trabajo?

Ahora comento un artículo de Shipstead, Redick y Engle (2012), del Instituto de Tecnología de Georgia. Los autores pretenden moderar el entusiasmo que está surgiendo en torno a las técnicas de entrenamiento de la memoria de trabajo y su utilidad en el tratamiento del TDAH. Su intención no es ofrecer resultados sobre la eficacia del entrenamiento de la memoria de trabajo, sino alertar acerca de algunos problemas en la investigación, de modo que se pueda hacer un estudio más sólido de esa eficacia.

Los problemas que tienen algunos estudios sobre el entrenamiento de la memoria de trabajo son:

  • Se utiliza una única tarea para evaluar la memoria de trabajo y otras habilidades cognitivas, y se interpretan las mejoras en el pos-test como una mejora en esas habilidades cognitivas, sin tener en cuenta otras explicaciones alternativas.
  • Las tareas utilizadas para evaluar la memoria de trabajo son, muchas veces, bastante similares a las tareas realizadas durante la intervención.
  • A veces las tareas que se utilizan no son adecuadas para evaluar la memoria de trabajo sino que son pruebas de memoria de corto plazo.
  • Cuando se emplean grupos de control se tiende a utilizar grupos sin contacto, que se limitan a realizar el pre-test y el pos-test, sin recibir un tratamiento alternativo o un tratamiento placebo.
  • A veces se obtienen mejoras en habilidades que no tienen relación con la memoria de trabajo, sin que se dé una explicación de cómo se ha podido producir la transferencia.
  • Las personas que evalúan los síntomas del TDAH en los niños que reciben el tratamiento casi siempre saben que están recibiendo un tratamiento. En los casos en que no lo saben se tiende a percibir menos mejora.

Su propuesta es que mientras no se solventen los problemas en los métodos de investigación no debería emitirse un juicio acerca de la utilidad de las técnicas de mejora de la memoria de trabajo. La mayor parte del artículo es una revisión detallada de todos los estudios que han localizado dividida en dos secciones: niños y adultos. Resulta difícil resumir la gran cantidad de información que dan, pero en realidad, las líneas principales son los seis puntos que se han señalado en el párrafo anterior. Quien tenga interés en conocer las fortalezas y las debilidades de cada estudio tiene a su disposición el artículo completo.

¿Es eficaz el entrenamiento de la memoria de trabajo? Un metanálisis

El tercer y último trabajo que comento es de Melby-Lervag y Hulme (2012), de la Universidad de Oslo (¿qué hace Charles Hulme en la Universidad de Oslo?). El título es muy parecido al del artículo que se acaba de comentar y se trata también de un revisión, pero en este caso se hicieron cálculos sobre los efectos obtenidos con las técnicas de entrenamiento de la memoria de trabajo. Shipstead, Redick y Engle (2012) no evitaron realizar ese tipo de cálculos porque partían de la premisa de que los estudios tenían serios problemas de método, y los resultados conjuntos obtenidos hubieran sido poco fiables. Melby-Lervag y Hulme siguen otro camino, y seleccionaron solo estudios con grupo de control.

Un programa de entrenamiento de la memoria de trabajo en español. Desafortunadamente los resultados de este tipo de intervenciones han sido seriamente cuestionados.

Los autores encontraron 30 comparaciones entre grupos que recibían entrenamiento para la memoria de trabajo y grupos que recibían un tratamiento alternativo o ningún tratamiento. Resumo aquí sus resultados expresados como tamaño del efecto:

  • Efecto inmediato sobre la memoria de trabajo verbal: 0,79.
  • Efecto demorado (9 meses) sobre la memoria de trabajo verbal: 0,31.
  •  Efecto inmediato sobre la memoria de trabajo visual: 0,52.
  • Efecto demorado sobre la memoria de trabajo visual: 0,41.
  • Tests no verbales: 0,19.
  • Tests verbales: 0,13.
  • Test de Stroop: 0,32.
  • Precisión en la lectura: 0,13
  • Cálculo: 0,07

En concordancia con las ideas de Shipstead, Redick y Engle (2012), los estudios con grupos de control tratados producen efectos menores que los estudios con grupos de control sin contacto, y los estudios en los que los participantes se asignan de forma aleatoria al grupo experimental o al grupo de control también producen efectos menores que los estudios en los que la asignación no se hace al azar. En variables como los tests no verbales, cuando se seleccionan solo los estudios con diseños más sólidos, el tamaño del efecto es 0.

Los resultados indican que los programas de entrenamiento de la memoria de trabajo producen mejoras inmediatas en la memoria de trabajo verbal y visual. Los efectos en la memoria de trabajo verbal decaen con el tiempo, mientras que los de la memoria de trabajo visual parecen mantenerse (ese resultado se obtuvo a partir de solo 4 estudios). No hay evidencia de que se produzcan mejoras en otras áreas (razonamiento no verbal, habilidad verbal, lectura o cálculo), excepto en la tarea de Stroop, pero ese efecto se desvaneció tras en las medidas demoradas. Existe la posibilidad de que las mejoras en memoria de trabajo no sean tales sino las habilidades adquiridas mediante el entrenamiento se manifiesten en tareas similares a las realizadas durante la intervención.

Los autores no recomiendan el uso de los programas de entrenamiento de la memoria de trabajo en el TDAH ni en la dislexia.

En resumen

A pesar de que los programas de entrenamiento de la memoria de trabajo parecen un método muy atractivo para el tratamiento del TDAH por la sencillez de su aplicación y los resultados obtenidos en los estudios realizados hasta el momento, esos resultados parecen estar más relacionados con problemas de método en las investigaciones que con la efectividad del método aplicado. Incluso resulta dudoso que produzcan mejoras consistentes en la memoria de trabajo. Sería necesario que se obtuviesen resultados positivos en estudios de mayor calidad para considerar que el entrenamiento de la memoria de trabajo es un método recomendable.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: