Skip to content

Adaptando pruebas de evaluación, aciertos, errores y reflexiones

octubre 7, 2013

Un día habría que hablar detalladamente sobre las diferencias entre evaluar y hacer exámenes, pero ahora mismo no se puede ignorar que, en muchos colegios, por ejemplo el mío, el examen escrito es la principal prueba de evaluación para los alumnos desde que han aprendido a leer, y, a veces, desde antes de que hayan aprendido.

Hay un consenso entre la gente que trabaja con alumnos con TDAH que recomiendan adaptar los exámenes escritos para mejorar sus resultados en ellos. Tengo experiencia de que eso funciona y los resultados mejoran, pero también tengo bastantes dudas sobre si esa mejora se debe a que las adaptaciones hacen que el examen sea más adecuado a las características de los alumnos con TDAH o simplemente a que las adaptaciones hacen que el examen sea más fácil y, ¿quién no sacaría mejor nota con un examen más fácil?

Para mí aún no es el momento de debatir esto, ya que no dispongo de datos, pero comparto mis reflexiones, no sea que el emperador esté desnudo. Comento aquí algunas cosas que he hecho últimamente y que pueden servir para ilustrar mis pensamientos.

Adaptaciones en un examen de matemáticas para Primaria

Se trataba de un examen para el comienzo del 2º curso, una especie de evaluación inicial. En una de las preguntas se pedía a los alumnos que escribiesen el número anterior y el posterior a unas expresiones que podían ser la suma de dos números el número escrito como cantidad de decenas. En este caso, dividí la pregunta en dos partes: en una se calculaba el número:

revalua1

Añadí un ejemplo de lo que había que hacer para que resultase más claro, y, probablemente, también más fácil. El primer ejemplo, 52 + 8 = 60, es un ejemplo de lo que hay que hacer en el ejercicio, pero el segundo, 2D = 20, puede dar bastante información sobre cómo se hace el ejercicio. Imaginemos que me ponen un ejercicio que dice 7H = __. No sé que tengo que hacer, pero si me dan un ejemplo como 6H = 65, es probable que decida que entonces 7H = 75. Los alumnos hicieron bien esta parte, pero cuando les preguntaba cuántas unidades son 4 centenas, o 4C no sabían responder. Una vez que les ponía un ejemplo como “2 centenas son 200 unidades”, sí que sabían cuántas unidades son 4 centenas.

En la segunda parte del ejercicio les ponía los números de los que tenían que escribir el anterior y el posterior, y nuevamente incluí un ejemplo y modifiqué el enunciado ya que por lo que había trabajado con ellos era consciente de que les costaba mucho interpretar la intrucción “escribe el anterior y el posterior”.

Evalua2

Sí que se me ocurrió que en este segundo ejercicio les estoy indicando cuáles son las respuestas al primero. El orden está cambiado, no sé por qué. Desde luego no es para enmascarar que los números que aparecen en el ejercicio 2 son los resultados de las operaciones del ejercicio 1. Mis alumnos… no se suelen fijar en esos detalles.

La cuarta pregunta la dejé casi tal como estaba en el examen original. Solo aumenté el tamaño de la letra y el espacio para responder.

Evalua3

Cuando mi compañero Mikel vio el examen, enseguida me señaló que hubiera sido mucho más eficaz poner en una columna las tres sumas y en otra la tres restas y cambiar la instrucción: en lugar de “escribe el resultado” poner en una columna “haz estas sumas” y en la otra columna “haz estas restas”. Efectivamente, de tres alumnos que hacían el examen dos sumaron (correctamente) todas las cantidades.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. silvina permalink
    noviembre 4, 2013 9:38 pm

    esto es lo que le tenian que hacer a mi hijo el curso pasado y la maestra me dijo que antes de hacer una adaptacion el niño debia repetir curso, y yo solo lo que pedia era una cosa asi, mi nene tiene TDAH. Gracias por compartir toda esta informacion

    • noviembre 5, 2013 4:40 am

      Es curioso, Silvina, tengo compañeros en el trabajo que afirman que la ley dice que antes de hacer una adaptación curricular el alumno tiene que haber repetido curso. Yo les pido que me traigan la ley esa y hasta ahora nadie me la ha enseñado. De cualquier forma lo que se propone aquí se llama en educación “adaptación no significativa” y la puede hacer un profesor en el transcurso de su actividad normal sin necesidad de documentarla, de la misma manera que puede decidir dedicar más tiempo a una explicación o mandar para la tarea un ejercicio u otro. Para no confundirse, a veces uso la palabra “acomodación” en vez de adaptación cuando hablo de estas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: