Skip to content

El ejercicio endiablado

noviembre 11, 2013

Imagínese que está haciendo un ejercicio escolar con alumnos de 1º de Primaria, con 5 y 6 años de edad, y el ejercicio no les sale… ¿Qué hago? Pues ayudarles, pero es que a mí tampoco me sale… algo que pasa a veces, uno puede tener un mal día, pero es que a la joven estudiante de último curso de grado que está haciendo prácticas en la clase tampoco le sale, y ya empiezo a pensar que a lo mejor el ejercicio es difícil…

Ejercicio de 1er. curso de Primaria (primer trimestre)

Finalmente tras un momento de asamblea y las aportaciones de todos, el ejercicio sale: la bata era un albornoz, lo siguiente era una alcachofa (esa la sabíamos: somos Navarros y crecemos entre espárragos y alcachofas), y la boca no era una boca, eran los labios.

Mis sugerencias a la editorial: para “al”, “alto”, y para “la”, “lápiz”, “lata”, o palabras que tengan “la” pero no como primera sílaba (eso obliga a cambiar el enunciado), como “pala”, “ala”, “bola” o “vela”. En realidad todo esto no esta tan tonto como parece: las palabras más frecuentes que empiezan con “al” son difíciles de representar con una imagen (“al”, “algo”, “algunos”, “alguien”,…), incluso las concretas (“alcalde”, “Alberto”, “alcohol”). También cuesta encontrar palabras con “al” en sílabas que no sean la inicial, ya que suele ir precedida por otra letra (“general”, “nacional”, “social”).

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: