Skip to content

Prevalencia del TDAH

enero 8, 2014

La prevalencia es la proporción de personas que presentan una característica en un momento o en un periodo determinado. Traducido, esta entrada trata sobre qué porcentaje de la población cumple los criterios para el diagnóstico del TDAH. Se trata de una información muy interesante sobre todo en estos momentos en que se habla abiertamente de sobrediagnóstico. Antes de pasar al tema recomiendo no quedarse con un porcentaje o un rango de porcentajes, sino tener siempre presente una información adicional: cómo se obtuvo ese índice de prevalencia.

Prevalencia del TDAH en España

Conozco tres estudios acerca de la prevalencia del TDAH en distintas regiones españolas.

Jiménez, J.E., Rodríguez, C., Camacho, J., Afonso, M., y Artiles, C. (2012). Estimación de la prevalencia del trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) en población escolar de la comunidad autónoma de Canarias. European Journal of Education and Psychology, 5(1), 13-26.

  • Muestra: 2.395 alumnos de 6 a 12 años de edad (población 118.467 alumnos).
  • Informantes: padres y profesores.
  • Criterios de diagnóstico: DSM-IV.
  • Instrumentos de recogida de información: cuestionario ADHD RS-IV (Du Paul et al. 1998). Se consideraba a los alumnos como TDAH si alcanzaban el centil 95 tanto en el cuestionario de los padres como en el de los profesores.

Resultados:
La tasa global de prevalencia se estimó en el 4,9%. Se ofrece informaicón sobre la prevalencia de los distintos subtipos de TDAH y se analiza la prevalencia según el sexo, tipo de centro y curso.

Rodríguez, L., López, J.A., Garrido, M., Sacristán, A.M., Martínez, T., y Ruiz, F. (2009). Estudio psicométrico-clínico de prevalencia y comorbilidad del trastorno por déficit de atención con hiperactividad en Castilla y León (España). Revista Pediatría Atención Primaria, 11, 251-270.

  • Muestra: 1.095 alumnos de 6 a 16 años de edad (población 212.567 alumnos).
  • Informantes: padres y profesores.
  • Criterios de diagnóstico: DSM-IV.
  • Instrumentos de recogida de información: cuestionario ADHD RS-IV (Du Paul et al. 1998). Se consideraba a los alumnos como TDAH si alcanzaban el centil 90 tanto en el cuestionario de los padres como en el de los profesores.

Resultados:
La tasa de prevalencia del TDAH en Castilla y León se estimó en un 6,66%, con un intervalo de confianza del 95% entre el 5,16% y el 8,16%. El estudio ofrece mucha más información sobre la prevalencia de subtipos de TDAH, prevalencia según sexo, tipo de centro o etapa escolar, problemas asociados y rendimiento escolar.

Cardo, E., Servera, M., y Llovera, J. (2007). Estimación de la prevalencia del trastorno por déficit de atención e hiperactividad en población normal de la isla de Mallorca. Revista de Neurología, 44(1), 10-14.

  • Muestra: 1.509 alumnos de 1º a 4º de Primaria (población 29.435 alumnos).
  • Informantes: padres y profesores.
  • Criterios de diagnóstico: DSM-IV.
  • Instrumentos de recogida de información: cuestionario ADHD RS-IV (Du Paul et al. 1998). Se consideraba a los alumnos como TDAH si alcanzaban el centil 90 tanto en el cuestionario de los padres como en el de los profesores.

Resultados:
La tasa de prevalencia en Mallorca se estimó en un 4,57%, con un intervalo de confianza del 95% entre el 3,18% y el 5,96%.

Imagen de wired.com

Prevalencia del TDAH en otros países de hispanoamérica

No los comento detalladamente, pero dejo enlaces a algunos trabajos realizados en otros países:

Revisión de estudios de prevalencia

Por último, comento un artículo que se ha publicado recientemente, titulado Consideraciones de los estudios de prevalencia del trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad. Algunos de sus autores son los que hicieron el estudio de prevalencia en Canarias.

En este artículo se revisan 16 estudios de prevalencia realizados en distintos países que ofrecen tasas entre el 0,78% (alumnos de 1º de Primaria de Hong-Kong, valorados con los criterios de CIE-10) y el 20,4% (el estudio de Sabaneta, Colombia, que se ha enlazado en la sección anterior). Los autores señalan que las diferencias en los resultados de unos y otros estudios se pueden deber al tipo de pruebas utilizadas para la detección, los criterios utilizados para la detección, la edad de la población estudiada, el informante elegido (padres, profesores o ambos), el entorno cultural, y la precisión del estudio.

Comentario personal

La cantidad de información que se ha expuesto en esta entrada es demasiado grande como para despacharla en un par de párrafos, pero comento algunas cosas que me han llamado la atención:

En varios de los estudios de prevalencia presentados se utilizan cuestionarios de detección de síntomas, normalmente vinculados al DSM-IV, pero eso no significa que se estén siguiendo los criterios del DSM-IV (ni del DSM-V) que considera que la existencia frecuente de una serie de síntomas es un requisito necesario, pero no suficiente para el diagnóstico de TDA-H. Las dos informaciones complementarias más importantes para no añadir falsos positivos serían, que esos síntomas no se expliquen por otro tipo de trastorno (diagnóstico diferencial), y que estén produciendo problemas graves a la persona que los tiene (deterioro).

Hay una decisión que se toma en los estudios de detección y de prevalencia que resulta sumamente importante. Se puede ver que en los tres estudios españoles que se han comentado se utiliza el mismo instrumento de detección, pero que en el primero, el criterio es que los alumnos alcancen el centil 95, mientras que en los otros dos el límite se pone en el centil 90. El caso es que al no existir ninguna prueba objetiva que determine si una persona tiene TDAH o no, el situar el punto de corte ligeramente más arriba o más abajo es una decisión arbitraria. Si nos imaginamos un súper instrumento de detección que funciona correctamente en cualquier circunstancia y ponemos el límite en el centil 99, detectaremos el problema en el 1% de la población, si lo ponemos en el centil 95, lo detectaremos en el 5%, y con el límite en el centil 90 se detectará el problema en el 10%.

Más aún, si ponemos como criterio que haya dos fuentes de información (padres y profesores) y que ambas tienen que estar de acuerdo para que se considere que un niño tiene TDAH, resultará que las proporciones bajan. Es decir, se podría intentar predecir qué resultado va a producir un estudio de prevalencia antes de que se lleve a cabo, simplemente examinando cuál es su planteamiento.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: