Skip to content

Procrastinación

marzo 3, 2014

Pensé que no iba a ser así, pero la palabra “procrastinación” aparece en el diccionario de la Real Academia Española, que la define como “acción y efecto de procrastinar”. Afortunadamente, también aparece “procrastinar” que significa “diferir, aplazar”. Y de eso se trata esta entrada, de la tendencia que muchas personas tenemos a dejar para más tarde algunas tareas, llegando a producir problemas cuando se trata de algo importante u obligatorio que no se termina en el tiempo establecido, o se hace a última hora de una forma rápida y poco cuidada. No hablo solo de tareas escolares o del trabajo, sino que se puede procrastinar en cosas como ordenar el trastero, ir al médico, hacer la declaración de la renta. o renovar el DNI.

Hamlet: la indecisión por la duda (de wikimedia commons)

Creo que el párrafo anterior deja claro que no es un problema exclusivo de las personas con TDAH, sino que es algo bastante común. Hace poco leí un artículo titulado “La procrastinación académica en secundaria” que ofrecía datos sobre las respuestas que los alumnos de Bachillerato de un instituto daban a un cuestionario de procrastinación. Los chicos procrastinaban más que las chicas, y los que cursaban Bachillerato tecnológico eran los que obtenían las puntuaciones más altas. Para quien tenga interés en evaluar esta actitud, este artículo nos deja la referencia del libro Procrastinació Acadèmica (en catalán) que ofrecen distintos cuestionarios.

Por lo anterior parece que la procrastinación puede afectar a cualquier persona, pero Joseph Ferrari y Sarah Sanders describieron cómo en una pequeña muestra de adultos con TDAH se daban con más frecuencia que en la población normal tres tipos de procrastinación:

  1. Indecisión.
  2. Procrastinación por evitación: las tareas se aplazan para proteger la auto-estima y la imagen que los demás tienen de uno.
  3. Procrastinación de estimulación: las tareas se aplazan porque hacerlas bajo presión produce sensaciones emocionales fuertes.

Sus causas: la revisión de Steel

Piers Steel, de la Universidad de Calgary publicó en 2007 una revisión sobre la investigación acerca de las causas de la procrastinación. Según los resultados obtenidos, la procrastinación se relaciona con bajos niveles de un rasgo que en inglés se llama “conscientiousness”, que se relaciona con la meticulosidad y la diligencia. Se trata de una relación negativa tan grande que podría considerarse que son conceptos opuestos, algo que concuerda muy bien con la intuición de que no se puede hacer algo con responsabilidad y con procrastinación al mismo tiempo. Otros rasgos que se relacionaban con la procrastinación la distractibilidad, desorganización, falta de motivación por conseguir objetivos, y falta de seguimiento de los propios planes. Casi todos estos rasgos se pueden considerar como problemas de auto-regulación, y por tanto implicarían una baja “conscientiousness”.

Algunas ideas de mejora

El trabajo de Steel incluye algunas sugerencias para mejorar la auto-regulación. No se trata de medidas comprobadas, sino de las que se deducen a partir del modelo de procrastinación que él propone. Lo que pretende es dar ideas para futuras investigaciones experimentales, más que proponer soluciones para los problemas de procrastinación, pero resulta una información interesante. Las medidas son:

  • Esperar el éxito, que consiste en demostrarse a uno mismo que se puede hacer bien la tarea problemática (normalmente lo más eficaz para eso es haberla hecho bien anteriormente).
  • Hacer que las tareas no sean aburridas. Curiosamente, eso puede implicar hacer que sean más difíciles, lo que contradice la medida anterior. No obstante, no deberían superar la capacidad de la persona que las tiene que hacer.
  • Hacer que las tareas permitan alcanzar objetivos personales importantes. Por ejemplo, la persona que pospone el estudio para comunicarse con sus conocidos mediante el móvil o el ordenador podría rendir mejor en un grupo de estudio que le permita estar en contacto directo con gente, además de estudiar.
  • Condicionamiento clásico: recompensar el esfuerzo, de manera que el trabajo se asocie con una consecuencia agradable.
  • Reducir los distractores, por ejemplo estudiando siempre en el mismo lugar, en el que lo que haya alrededor (objetos, carteles), recuerde que es un lugar de trabajo. Si se trabaja con ordenador, al similiar sucede con el escritorio: cuanto menos visibles estén los iconos de los programas que hacen perder el tiempo (normalmente los de acceso a internet y comunicación) más se reducirá la tentación de usarlos.
  • Automatizar: cuando las tareas implican tomar muchas decisiones durante su realización es más fácil que se acabe realizando una actividad que interfiera con esa tarea. Cuando se hacen siempre de la misma forma se reduce el número de decisiones que hay que tomar. Algo parecido se podría decir de la agenda. Si uno tiene un plan semanal que se mantiene similar a lo largo del tiempo no se ve en la necesidad de decidir cada día qué va a hacer.
  • Marcarse objetivos y hacer planes a corto plazo. Si la procrastinación consiste en aplazar las cosas, los objetivos a largo plazo encajan perfectamente en el problema. Las tareas a largo plazo tendrían que replantearse como una colección de pequeños objetivos y tareas que hay que cumplir diariamente.

En el caso de que todo esto falle conviene saber que la procrastinación es algo muy humano, aunque según algunos estudiosos comienza a ser un problema con la llegada de la revolución industrial, cuando se empieza a medir y controlar el trabajo. Hace casi 3.000 años Hesiodo escribió:

No dejes tu trabajo para mañana, y para después de mañana, porque un trabajador perezoso no llena su granero, y tampoco lo hace uno que aplaza su trabajo: la laboriosidad hace que el trabajo vaya bien, pero un hombre que aplaza sus tareas va siempre de la mano con la ruina.

Parece que la procrastinación no es ninguna novedad.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. marzo 3, 2014 1:34 pm

    Que ilusión, cuando una publicación en la que he colaborado aparece citada. Este artículo es el resultado de un Treball de recerca elaborado por Helena Bertrán, y tutorizado por mi, con el inestimable asesoramiento de Margarida Romero, profesora de la UAB, actualmente en Canadá. Casi dos años de trabajo.

    • marzo 3, 2014 4:38 pm

      Qué coincidencia, no me había fijado en los nombres de las autoras. Lo leí con mucho interés y me dio la idea para escribir esta entrada.

  2. marzo 3, 2014 1:37 pm

    Con respecto al TDAH, la percepción del tiempo sería un tema interesante de investigación. Estoy trabajando ahora con un alumno para el que parece que solo exista “el ahora”.

  3. marzo 13, 2014 12:03 pm

    Hola Juan, muchas gracias por la informacion y felicidades!!! por la gran labor que ejerces.

    Comparto contigo y con los demás lectores algo sobre mi historia personal y a lo que me dedico actualmente.

    Yo durante muchos años he sufrido este mal y caro hábito de posponer las cosas una y otra vez y todo comenzó en mis años de estudiante. Por entonces no sabía ni le ponía un término a lo que me estaba sucediendo, ahora ya se le conoce y le han denominado procrastinación. Así que puedo deciros que durante muchos años dedique mi vida a la procrastinación.

    Sinceramente no me sentía motivada ni ilusionada cuando estudiaba. Lo hacía porque yo creía que era lo que tenía que hacer, mi obligación. Para mí era lo que tenía que hacer en ese momento.

    Estudié Pedagogía y a pesar de lograr terminar la carrera, yo seguía sintiéndome mal por casi todo. Mi problema era que no había aún descubierto con claridad cuál era mi pasión, mi vocación, a lo que yo realmente quería dedicarme profesionalmente donde yo pudiera sentirme realizada, plena y bien conmigo misma con lo que hacía. Esto me hacía sentir un malestar interior generalizado.

    Hasta que después de pasar por una situación difícil en el terreno laboral decidí investigar y estudiar por mi misma hasta encontrar mi verdadero proposito y mision en esta vida.

    Y fue a partir de ahí cómo me reinventé de nuevo, mis hábitos cambiaron por completo, y como consecuencia puedo decirte que se produjo en mí lo más importante de todo: mi transformación interna personal independientemente de las circunstancias y situaciones externas que me rodeaban y que vivía en esos momentos.

    Por mi propia experiencia personal y profesional he comprobado que casi la mayoria de las personas que decidieron que debian de cambiar y ademas realmente lo querian asi porque se sentian con mucha ansiedad a lo largo del dia a dia bien sea por no terminar sus proyectos o tareas a tiempo o bien casi siempre lo terminan en el ultimo momento o se encuentran haciendo un monton de cosas antes que la tarea importante que tienen que iniciar o terminar han intentado solucionar su problema de la procrastinacion empezando primero por ejemplo:

    •Haciendo una lista de las actividades que son de mayor prioridad en su dia a dia para completar las que son mas importantes y poder asi estar mas concentrados.

    •Haciendo una lista con horario y recordatorios de las tareas que tienen que terminar dentro de un periodo de tiempo.

    •Se pusieron recompensas una vez lograron terminar alguna tarea o proyecto de trabajo como por ejemplo ir a cenar a un restaurante, comprar nueva ropa, etc.

    •Buscaron apoyo en sus familiares y amigos, etc.

    Sin embargo a pesar de todos estos esfuerzos que hicieron ahi seguia su caro habito de postergar, sabian lo que tenian que hacer pero por alguna razon desconocida aun NO lo hacian y el problema continuaba mas y mas…

    Entonces realmente necesitaban ayuda para solucionarlo verdaderamente.
    Lo que quiero transmitir es que haciendolo solo así NO funciona en su totalidad.

    No quiero decir que no sea bueno hacer todas las cosas anteriores, ¡no!, para nada, es muy importante adquirir el habito de escribir por ejemplo una lista con las tareas mas relevantes que tengamos que hacer, aprender a organizarnos eficientemente y eficazmente, etc. En definitiva aprender a tener una adecuada planificacion dentro de nuestros trabajos y una buena gestion del tiempo es fundamental.

    Sino que haciendo solo eso NO funciona.

    La clave se encuentra empezando primero por:

    1º) Cambiando lo que esta sucediendo dentro de tu mente:

    •Tu sistema de pensamientos (tus creencias y tu estado de animo)
    •Tu sistema de sentimientos y emociones (tus emociones y sentimientos)

    2º) Y luego tu sistema de acciones (tu forma de actuar).

    En relación a la tarea, proyecto, ideas o actividad a realizar.

    Y como consecuencia TU ACTITUD cambia y te conviertes en una persona que tenia una actitud reactiva a tener ahora una actitud PROACTIVA, es decir, asumiendo tu responsabilidad para HACER que las cosas SUCEDAN decidiendo en cada momento lo que quieres hacer y como lo vas a lograr. Ahora SI puedes decirle ADIOS al enemigo habito de postergar para siempre!!!

    Es por esa razón que ahora estoy dedicada y totalmente entregada y comprometida a ayudar a empresarios, emprendedores, coaches, asesores, profesionales y toda persona que sufre este enemigo hábito improductivo de la postergación como forma de vida y que al igual que yo en su día, se encuentras batallando con esta lucha interna de posponer, para que por fin pueda también romper esa lucha para siempre y pueda vivir la libertad basada en el estilo de vida que él o ella elija crear y ser feliz como se merece ser.

    He creado un programa que verdaderamente ayuda a destruir por fin y para siempre este enemigo hábito y se llama: “Destruye La Postergación AHORA…!.

    Os invito a visitar mi blog y si os interesa podéis descargaros gratis mi audio donde explico cuál es el enfoque válido que me ha ayudado a mí y desde mi experiencia tanto personal como profesional y que ayudará a destruirlo de una vez por todas además de mis artículos y boletín semanal que entrego que os dará información muy valiosa acerca de cómo desaprender este caro hábito y crear en su lugar los hábitos positivos y ganadores que te ayuden a lograr tu éxito en todas las áreas de tu vida.

    Mi blog es: http://www.NoeliaDuran.com

    Os deseo a todos todo lo mejor.
    Muchas gracias por vuestro tiempo y atención.

    Un saludo cariñoso a todos!.

    Noelia.

    • marzo 14, 2014 4:19 am

      Gracias por tus ideas Noelia. Ya veo que has orientado tu labor profesional a buscar estrategias contra la procrastinación.
      Hasta pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: