Skip to content

¿Una nueva forma de entender la hiperactividad?

junio 2, 2015

Durante el mes de abril circuló por las redes sociales un texto que invitaba a permitir moverse a los niños con TDAH. Esta información estaba basada en una noticia publicada en la web mexicana de la revista Muy Interesante, titulada aprendizaje en movimiento. A su vez, la noticia tenía como fuente un artículo científico publicado en la revista Journal of Abnormal Psychology y titulado hyperactivity in ADHD: impairing deficit or compensatory behavior?

Dr. Dustin E. Sarver

Cuando consulté el artículo original me di cuenta de que se centraba en algo que podía pasar desapercibido en alguno de los textos que se habían escrito sobre él. Este trabajo presenta y trata de aportar datos sobre una forma distinta de entender la hiperactividad.

Tres modelos para explicar la hiperactividad

En la actualidad hay tres grandes modelos para explicar el excesivo movimiento que acompaña a algunos niños con TDAH. Se trata de:

  • El modelo de la inhibición: según este modelo, la hiperactividad se explicaría como una dificultad en el sistema que inhibe los comportamientos irrelevantes para la tarea que se esté realizando, de modo que uno pueda centrarse en los comportamiento que le permitan alcanzar sus metas.
  • El modelo del déficit subcortical, que considera que la hiperactividad es el resultado de una alteración subcortical temprana. La maduración de funciones ejecutivas, como la memoria de trabajo, produciría mejoras en los síntomas de hiperactividad.
  • El modelo de la memoria de trabajo funcional, que es el que defienden los autores del artículo y que considera que la hiperactividad tiene dos funciones. La primera aumentar la activación de la corteza prefrontal durante los trabajos escolares o cognitivos que exijan un uso intenso de la memoria de trabajo. La segunda es evitar o escapar de ese tipo de tareas.

Al contrario de lo que sucede en los dos primeros modelos, el modelo de la memoria de trabajo funcional predice que, si el alumno realiza su tarea, habrá una relación positiva entre el nivel de movimiento que muestre y su ejecución.

Recogiendo datos sobre el modelo de la memoria de trabajo funcional

Un estudio anterior ya había proporcionado datos sobre cómo los niños de entre 8 y 12 años manifiestan más actividad motora durante la resolución de tareas exigentes con la memoria de trabajo. En ese estudio, los alumnos con TDAH mostraron significativamente mayor cantidad de movimiento que sus compañeros sin TDAH, pero no se evaluó si el movimiento facilitaba, dificultaba o no tenía relación con el rendimiento en las actividades, algo que sí se tiene en cuenta en este estudio.

Lo que se hizo fue formar dos grupos con alumnos de 8 a 12 años, uno con 29 alumnos con TDAH y otro con 23 alumnos sin problemas. Se valoró su movimiento en una grabación de video realizada mientras realizaban una prueba de memoria de trabajo consistente en ordenar de menor a mayor los números que iban apareciendo en la pantalla de un ordenador y decir en último lugar el nombre de una letra que se proyectaba con los números.

Los observadores valoraban el movimiento en la silla, si los alumnos se levantaban, el movimiento de test y si miraban a la pantalla del ordenador.

Los análisis de los datos encuentran que en el grupo de niños sin problemas, la mayor actividad motora se relaciona con una peor ejecución en la prueba de memoria de trabajo, mientras que en el grupo de alumnos con TDAH sucedía al revés: la mayor actividad motora iba acompañada por un mejor rendimiento en la prueba. Además no iba acompañada por una disminución de la atención a la tarea.

Implicaciones

Al pasar a los medios de comunicación, se ha destacado mucho la idea de que los programas conductuales para la atención escolar del TDAH suelen tener como objetivo reducir el movimento de los niños que muestran una hiperactividad notable y que ese enfoque podría ser erróneo, ya que el modelo sugiere que el movimiento es una adaptación para rendir mejor en las tareas en las que interviene la memoria de trabajo (algo que sucede en muchas actividades escolares). Presumiblemente, esto sería incorrecto, porque el exceso de movimiento podría servir para compensar las dificultades con estos trabajos.

Sin embargo, los propios autores de la investigación indican que esa idea no ha sido valorada en el estudio que han realizado y que, por tanto, debería ser considerada como una especulación mientras no se obtengan datos que la confirmen.

 

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: