Skip to content

Efecto de las recompensas en el rendimiento cognitivo de niños con TDAH

septiembre 15, 2015

“Las palabras de elogio proporcionan un especial beneficio a los niños con TDAH”. Así titulan en la web Psychcentral.com su comentario a una investigación de Fosco, Hawk, Rosch y Bubnik. Es un título más atractivo que el que he puesto yo, pero puede producir una falsa idea sobre el contenido de la investigación.

El título que le pusieron los autores sería algo así como Evaluación de las explicaciones cognitiva y motivacional de los mayores efectos del refuerzo entre los niños con TDAH. Decía que el título que le dan en Psychcentral puede producir una idea equivocada, porque uno piensa en un trabajo con una aplicación directa en el aula o en las familias, que pruebe o confirme lo que creemos acerca de la necesidad de reforzar positivamente y con mucha frecuencia a los niños con TDAH para conseguir mejoras en su rendimiento y en su comportamiento. Lo cierto es que el artículo ni siquiera tiene una sección de posibles implicaciones para la práctica ni tampoco describe que en la intervención se emplearan palabras de elogio. A los alumnos se les daban puntos por realizar bien algunas tareas.

La investigación

Los autores, de la Universidad de Buffalo, evaluaron a 25 niños (9 a 12 años) con TDAH y a 33 de control. Su propósito era aportar datos para explicar las relaciones entre cognición y motivación en el TDAH. Los niños con TDAH tienen dificultades de tipo cognitivo (es importante señalar que no se trata de algo homogéneo, las áreas concrectas en las que aparecen estas dificultades suelen ser diferentes). También tienen un bajo nivel de motivación, así que algunos investigadores se han preguntado si se trata de dos cosas independientes, interdependientes o existe una relación causal por la que los problemas cognitivos producen la baja motivación, o son resultado de la baja motivación.

Otra cuestión interesante es que los niños con TDAH parecen ser más sensibles al refuerzo que los niños sin TDAH. Aquí empezamos con lo complicado. El equipo de investigación propone dos explicaciones del impacto del refuerzo sobre el rendimiento en tareas cognitivas:

  1. En los niños con TDAH se encuentra un mayor efecto del refuerzo porque son más sensibles a las recompensas.
  2. En los niños con TDAH se encuentra un mayor efecto del refuerzo por un artefacto metodológico. Su desempeño en las tareas que se evalúan es más bajo que el de los grupos de control, de modo que tienen un margen de mejora mayor. Explicándolo con un ejemplo: el alumno que hizo bien 10 operaciones de 20 puede mejorar hasta 10 puntos en la siguiente ronda en la que trabaja con refuerzos, mientras que el que hizo bien 19 operaciones sólo podrá mejorar un punto, aunque el refuerzo sea muy eficaz con él.

Mediante un cuestionario a las familias y a los propios alumnos se obtuvo información sobre la sensibilidad al reforzamiento de los participantes. Durante el estudio midieron repetidamente su control de la inhibición, la memoria de trabajo y la atención sostenida. Estas medidas se realizaron durante dos días. El primer día se hizo sin ningún tipo de reforzador (línea base) y el segundo día se alternaron evaluaciones con refuerzo y evaluaciones sin refuerzo. En las evaluaciones con refuerzo los niños ganaban puntos por obtener buenos resultados y esos puntos se podían intercambiar al final del día por juguetes o tarjetas con un valor económico.

Resultados

Los niños con TDAH tenían una mayor sensibilidad hacia la recompensa que los del grupo de control. Su rendimiento general en la línea base de las pruebas cognitivas era menor, aunque la diferencia no era estadísticamente significativa.

El rendimiento mejoraba cuanto se recibía un premio por hacer bien las tareas. Esto les sucedía tanto a los niños con TDAH como a los del grupo de control, pero en mayor medida a los del grupo con TDAH. Además, el efecto de los premios también era mayor en los niños (de cualquier grupo) que habían obtenido peores puntuaciones en la línea base y en los niños (de cualquier grupo) con mayor sensibilidad al refuerzo.

Al examinar si el efecto del reforzamiento en los participantes con TDAH se debía a que obtenían peores puntuaciones en la línea base, a que tenían mayor sensibilidad al refuerzo o a ambos motivos, los análisis indicaban un efecto de la sensibilidad al refuerzo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: