Skip to content

TDAH y ruido blanco

septiembre 6, 2016

Hay algunos tipos de ruido especiales. El ruido blanco es un sonido que contiene todas las frecuencias con la misma potencia, es algo similar a lo que se oye en una cascada, cuando la radio no sintoniza ninguna emisora o en un secador de pelo. Existen otros ruidos especiales, como el rosa o el marrón, pero esos no nos interesan ahora.

Entre los efectos del ruido blanco, encontramos la capacidad que tienen para enmascarar otros sonidos y que parece favorecer la relajación y el sueño.

Ruido blanco y TDAH

Hace años que se piensa que se piensa que la presencia de ruido blanco mejora el rendimiento cognitivo de las personas con TDAH. De hecho es algo que incluimos en 2009 entre las posibles estrategias en nuestro libro Alumnos distraidos, inquietos e impulsivos.

Algunos estudios han relacionado el ruido blanco con:

Otros sonidos, como el habla, parecen empeorar el rendimiento de los alumnos con TDAH en tareas de cálculo o de identificación del orden alfabético,  son más ineficaces que el ruido blanco para mejorar la lectura y la escritura o hacen que los alumnos perciban las tareas como más difíciles.

Representación gráfica de un ruido blanco

Los investigadores suecos Sikström y Söderlund han desarrollado un modelo explicativo, según el cual existe una interacción entre el nivel de ruido y el de dopamina, de modo que una presencia moderada de ruido, que normalmente dificultaría el rendimiento, produce mejoras en personas con niveles bajos de dopamina. En un trabajo reciente en el que aparece Söderlund como autor se ha confirmado la adecuación del modelo, pero se ha cuestionado la implicación de la dopamina en el efecto del ruido blanco.

Hay que tener en cuenta que las mejoras que produce el ruido blanco se han detectado en situaciones experimentales de laboratorio, muy controladas, que se parecen poco a la situación de un aula real. Existe un estudio de caso en el que un alumno con TDAH mejoró su implicación en el trabajo de aula escuchando ruido blanco a través de unos auriculares. Las mejoras se observaron tanto cuando el niño no seguía tratamiento con fármacos estimulantes como cuando sí lo hacía.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: