Skip to content

Hacer la tarea: un estudio experimental sobre cómo mejorarlo

noviembre 2, 2016

Mientras escribo esto, varios grupos políticos españoles están declarando que eliminarán o controlarán las tareas escolares y los medios de comunicación hablan de huelgas de tareas, así que igual esta entrada acaba siendo un anacronismo.

En septiembre, la revista Jornal of Consulting and Clinical Psychology, ha publicado online un artículo firmado por diez autores, entre los que reconozco a William Pelham, con un título que podría traducirse: Mejorando la realización de tareas en niños con TDAH: un ensayo clínico aleatorizado.

En este estudio se trabajó con 75 alumnos, de 5 a 12 años de edad, que participaban en un programa de tratamiento de verano, una intervención muy controlada en la que se combinan distintas formas de tratamiento. Es decir, no se está considerando cómo los alumnos hacían la tarea real del colegio, sino que a los alumnos se les asignaban tareas de matemáticas y comprensión lectora dependiendo de su edad y nivel escolar.

Foto de Woodleywonderworks

Foto de Woodleywonderworks

Los tratamientos

Tras un periodo de ajuste de dosis, se asignó al azar a una parte de los participantes un tratamiento con estimulantes y a otra parte un placebo. Es importante tener en cuenta que en este estudio se excluyó a los niños que anteriormente habían mostrado resultados negativos o nulos en los tratamientos con estimulantes.

Por otra parte, también se decidió aleatoriamente que un grupo de familias recibiera el tratamiento conductual y otro grupo quedara en una lista de espera. El tratamiento conductual tenía dos componentes: entrenamiento de padres y hoja de registro diario.

El entrenamiento de padres se basó en varios programas: Family School Success Program, Homework Success Program y Community Parent Education Program.

La hoja de registro diario incluía en todos los casos el ítem “completa su tarea con un 80% de precisión”. El resto de los items eran individualizados y se preparaban durante algunas de las sesiones de entrenamiento de padres. Si un alumno era capaz de alcanzar sus objetivos durante tres o más días a la semana, ganaba la posibilidad de participar en actividades lúdicas durante el viernes (recordemos que estaban participando de una especie de campamento urbano).

Resultados

El tratamiento conductual produjo una mejora significativa en la cantidad de tarea realizada y en el porcentaje de resultados correctos, tanto en Lengua como en Matemáticas. Se estimó que el grupo que recibió el tratamiento conductual mejoró entre un 10 y un 13% en la cantidad de tarea y un 8% en la precisión con la que realizaban esas tareas.

El tratamiento médico no produjo mejoras apreciables en la cantidad de tarea realizada. En la precisión, se encontró un efecto positivo en los alumnos que solo eran tratados con medicación, si se comparaban con los que no recibían ningún tratamiento, pero su efecto fue menor que el del tratamiento conductual y el tratamiento combinado no produjo mejores resultados que el conductual.

No se encontró ningún resultado significativo en la información proporcionada por los padres en cuestionarios sobre problemas con la tarea o sobre estilos educativos.

 

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. noviembre 4, 2016 9:22 am

    Qué estudio más interesante.

    Yo hasta este verano era anti-tarea, y, por suerte, en el colegio de mis hijos son bastante relajados con ese tema.

    Pero claro, desde que detectamos TDAH y posible dislexia en mi hijo mayor, los deberes me parecen imprescindibles. Es un niño que necesita trabajar bastante más los mismos temas que sus compañeros para poder asimilarlos, por lo que el refuerzo en casa ha pasado a ser rutina en casa, y creemos que la mejora es claramente apreciable en su resultado. Es más, los días que no tiene deberes “oficiales” del cole trabajamos otras cosas que voy viendo necesarias, desde la conciencia fonológica hasta matemáticas con regletas. ¿Quién me lo iba a decir a mí, que hasta hace poco defendía que tuviesen los mínimos deberes necesarios…?

    • noviembre 4, 2016 6:13 pm

      Bueno, igual la postura sigue siendo la misma y lo que ha cambiado es la percepción de lo que es “necesario”. Cuando la tarea es flexible o se individualiza es más fácil que se pueda proponer lo que es conveniente para cada uno. Cuando todos tienen que hacer lo mismo, a unos les irá bien, a otros les sobrará y a otros les faltará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: