Skip to content

Insistiendo: efectos del ejercicio físico sobre la función ejecutiva

abril 11, 2017

Igual parezco un fanático del deporte, por las entradas que estoy publicando sobre los beneficios de la actividad física para el TDAH. La verdad es que ni siquiera soy aficionado a las actividades de mejora física o deportivas, aunque admiro a quienes se esfuerzan en practicarlas.

El caso es que ya he publicado dos entradas sobre una incipiente corriente de investigación que encuentra beneficios en el ejercicio físico para el TDAH:

En esta ocasión, reseño una revisión sistemática realizada por los investigadores brasileños Viviane Grassmann, Marcus Vinicius Alves, Ruth Ferreira Santos-Galduróz y José Carlos Fernandes Galduróz, sobre los posibles beneficios cognitivos del ejercicio físico agudo.

Ejercicio en una cinta de correr

Foto de Brandon.wiggins en Wikimedia

Para esta revisión, buscaron investigaciones originales sobre el efecto de un ejercicio agudo en medidas de tipo cognitivo, considerando que el ejercicio agudo es el que tiene duración corta y una intensidad moderada o alta. Se localizaron tres investigaciones. En una de ellas, con actividad en una bicicleta estática, no se apreciaron diferencias entre los alumnos con TDAH o de control, o en función de la duración del ejercicio.

En los otros dos estudios, que emplearon ejercicio en una cinta de correr, se encontraron mejoras en vigilancia, tiempo de reacción, reducción de la impulsividad y resultados en tests de algunos aspectos de la función ejecutiva (Stroop y Wisconsin sorting card test).

¿Por qué no se observaron mejoras en el primer estudio y sí en los otros dos? La diferencia más obvia es que en el primero se utilizó una bicicleta y en los otros una cinta de correr, pero eso no parece tener mucho sentido. Los autores de la revisión sugieren que la clave podría estar en el tiempo: en el primer estudio, la actividad duraba 1, 5 o 10 minutos, mientras que en los otros dos se trataba de una actividad de media hora.

Van siendo un puñado de investigaciones, a las que podría sumarse la tesis de Zaira Santana sobre trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad y ejercicio físico, que nos indican que la actividad física podría ser un recurso interesante para la atención al TDAH.

 

Anuncios
One Comment leave one →
  1. tomasee permalink
    abril 18, 2017 8:20 am

    Buenos días, Juan.

    Soy Tomás Loyola, redactor del periódico Escuela. Me gustaría poder hablar contigo sobre los protocolos vigentes en Asturias para la detección y evaluación del alumnado con TDAH. ¿Es posible? ¡Gracias! Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: