Detección y evaluación

Algunos datos sobre la validez del test Aula Nesplora

Aula Nesplora es un test de ejecución continua que utiliza un entorno de realidad virtual. Anteriormente se ha hablado de él como test de detección del TDAH, aunque actualmente, la propia compañía Nesplora lo presenta como una herramienta de “apoyo en el diagnóstico de patológicos infantil de 6 a 16 años” (sí, eso es lo que pone ahora mismo en su web). La herramienta valora procesos atencionales, impulsividad y actividad motora.

Sin embargo, el uso principal que se hace de ella es en la detección del TDAH, por lo que es importante conocer su valor discriminativo, es decir, la capacidad que tiene para detectar a los niños o adolescentes con TDAH y distinguirlos de los que no tienen TDAH.

Foto de COM SALUD. Agencia de comunicación

Los investigadores Aitziber Zulueta, Unai Díaz, Nerea Crespo y Fermín Torrano han publicado recientemente un artículo acerca de esto, con una muestra de 213 participantes con TDAH y 194 controles sin TDAH. Estos participantes procedían de dos colegios concertados y de dos centros sanitarios. Fueron valorados con la escala ADHD-RS para padres, el cuestionario EDAH para profesores y entrevistas clínicas con los propios participantes y sus padres. Todos ellos tenían un cociente intelectual mayor que 70.

El test Aula Nesplora mostró una sensibilidad del 68,1% y una especificidad del 75,4%. Es decir, el test de detectó correctamente al 68,1% de los participantes con TDAH, mientras que hubo un 24,7% de controles clasificados como TDAH.

Como referencia para interpretar estos datos, diré que la escala ADHD-RS en español ha mostrado una sensibilidad del 91,9% y una especificidad del 90,3% (detectó casi al 92% de los participantes con TDAH y clasificó como TDAH a un 9,7% de los controles sin TDAH.

 

 

2 comentarios sobre “Algunos datos sobre la validez del test Aula Nesplora

  1. Hola Juan.

    Gracias por tu post con referencia a nuestro último artículo sobre AULA. AULA había mostrado ya una sensibilidad del 95% y una especificidad cercana al 92% en estudios anteriores. La complejidad de esta muestra, y así lo mencionamos en el estudio, es que no controlamos ni el CI ni otras posibles comorbilidades, lo que pudo afectar a los índices de sensibilidad y especificidad que tú mencionas.

    De lo que hablamos en el artículo es de cómo las escalas conductuales y un test objetivo como AULA pueden sumar y complementarse a la hora de apoyar el diagnóstico de TDAH. Comparar los índices de sensibilidad y especificidad de un test objetivo (con los problemas además de posibles comorbilidades que tenía nuestra muestra que no pudieron controlarse adecuadamente) con los de una escala conductual no tiene demasiado sentido. AULA se puede comparar con otros test de atención u otros tests de evaluación continua (véase el análisis de validez convergente con el CPT de Conners, Diaz-Orueta et al., 2014, publicado en Child Neuropsychology), pero no con escalas conductuales, obviamente, no miden lo mismo, sino que se complementan.

    Además, lo más interesante de nuestro artículo es el análisis de conglomerados, donde se ve que AULA diferencia con bastante claridad características relacionadas con la velocidad de procesamiento, y entre inatención, hiperactividad e impulsividad. Creo, como decía antes, que la aportación principal de dicho estudio es cómo ambos tipos de herramientas se pueden complementar de cara a obtener la información más fiable y válida posible, que, en el caso de un diagnóstico tan rodeado de polémica como es el TDAH, es más que necesario.

    Muchas gracias por todo.

    Saludos cordiales,

    Dr. Unai Díaz Orueta
    Lecturer in Neuropsychology,
    Maynooth University (Ireland).

    1. Hola Unai:

      Muchas gracias a ti por acercarte al blog y por tu comentario. Es interesantísimo tener una información de primera mano de uno de los autores y una explicación, que no supe ver en el artículo, de por qué los resultados de sensibilidad y especificidad fueron bastante discretos. Echo en falta una lista de investigaciones, que antes se podía encontrar en la web de Aula Nesplora para tener distintas referencias. He visto otras, como https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1697260018300498 que aparentemente dan indican también una capacidad discreta para discriminar entre alumnos con y sin TDAH (aunque en este caso, con tanto malabarismo estadístico igual estoy intrpretando mal los resultados). Quizá mi perspectiva es muy simplona buscando solo qué pruebas detectan o no detectan el TDAH, sin pararme a distinguir entre valoraciones conductuales y pruebas de ejecución.

      Algo que me intriga bastante, es que el test AULA se presentó, o eso me pareció hace unos años como una herramienta de detección del TDAH. Sin embargo, cuando veo ahora la web, apenas se menciona “TDAH”, solo de refilón en la parte de dificultades de aprendizaje.

      Bueno, espero poder leer y comentar otros estudios y que la herramienta se vaya perfeccionando o que aprendamos a utilizar mejor la información que proporciona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .