Causas del TDAH·Detección y evaluación

TDAH y edad relativa. Ahora con muchos datos.

En España, dos alumnos nacidos con unas horas de diferencia pueden estar escolarizados en cursos diferentes. Por ejemplo, si un nació un 31 de diciembre a las 11 de la noche y otro nació dos horas después, a la una de la mañana del 1 de enero. No sé si esto ha llegado a suceder, pero podría darse el caso de dos gemelos que tuvieran que estar en cursos diferentes por no haber nacido en el mismo año. En muchos países sucede algo similar, aunque la fecha para el punto de corte puede ser diferente. Esto también tiene otra consecuencia: cuando se sigue este sistema de puntos de corte para la escolaridad puede haber casi aun año de diferencia entre la edad de algunos alumnos de la misma clase.

Curiosamente, esto tiene una relación con los diagnósticos de TDAH. Es algo sobre lo que ya he escrito anteriormente en el blog. Por ejemplo, tenemos publicadas estas entradas:

En esta ocasión, vuelvo sobre el tema por la publicación porque en 2020 se publicaron dos meta-análisis sobre la relación entre edad relativa y diagnóstico de TDAH. Sin que sea ninguna sorpresa, ambos concluyen que los más jóvenes de la clase tienen mayor probabilidad de recibir un diagnóstico de TDAH. En uno de ellos también se señala la mayor probabilidad de recibir un tratamiento con fármacos.

Más detalladamente, tenemos un trabajo realizado por investigadores brasileños en el que, además del meta-análisis se presentan datos obtenidos a partir de tres estudios epidemiológicos (Caye et al., 2020). En el meta-análisis se incluyeron 25 investigaciones con 30 muestras, en las que había datos de más de 8 millones de alumnos, de los que 164049 tenían TDAH.

Los alumnos con menor edad relativa, que en España se corresponderían con los nacidos en septiembre, octubre, noviembre y diciembre, tenían un riesgo mayor de recibir un diagnóstico de TDAH, con una razón de riesgo de 1,34. No había diferencia por sexo, pero sí según el tipo de estudio. Los estudios con muestras epidemiológicas indicaban un riesgo mayor que los estudios con muestras clínicas. El riesgo era menor en los estudios de mayor calidad. En seis estudios, en los que se consideraba la edad de los participantes, el efecto de la edad relativa era mayor en las muestras más jóvenes.

El segundo meta-análisis (Schnorrbusch et al., 2020) está realizado en Estados Unidos. En él se sintetizan los datos de 24 investigaciones. La razón de probabilidades (odds ratio) conjunta de esos estudios es de 1,32 para el diagnóstico de TDAH. La razón de probabilidades para recibir un tratatamiento farmacológico fue muy similar: 1,36. No se encontraron diferencias según el lugar donde se realizaron los estudios (Norteamérica, Europa, Asia) ni según la fuente de información sobre el TDAH (padres, profesores, sanitaria).

A pesar de la heterogeneidad de los resultados y de que parece existir un sesgo de publicación (y quizá los resultados reales tendrían que ser algo menores que los que aparecen en estos meta-análisis), todas las investigaciones revisadas en estos dos trabajos ofrecen una razón de riesgo o de probabilidades positiva. Este resultado no siempre es significativo, pero parece claro el hecho de que el alumnado nacido en los meses anteriores al punto de corte para el inicio del curso tiene más probabilidades de ser diagnosticado de TDAH y de recibir un tratamiento con fármacos, algo que debería tenerse en cuenta en la detección y el diagnóstico del TDAH.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .