Dificultades de aprendizaje·Estudio·Intervención sin evidencias·Materiales

Aprendiendo el abecedario

Mucha información se organiza en orden alfabético. No sólo se trata de las palabras del diccionario, sino también que es muy común tener que buscarse a uno mismo en una lista por orden alfabético, y el propio ordenador te permite elegir ese orden para ver tus ficheros.

Aporto aquí algunos materiales que ha preparado Ainhoa León, que ha sido alumna de prácticas mía en el colegio. Con ellos están trabajando algunos alumnos de apoyo de 1º de Primaria que ahora mismo están en el tema del abecedario.

En primer lugar tenemos el cartel, un recorrido con todas las letras en el que cada alumno tiene una estrella con su nombre que indica hasta que letra es capaz de recitar en orden y sin equivocarse. En algunos momentos de la clase un alumno puede pedir intentar hacer avanzar su estrella. Para eso tiene que ir diciendo las letras, hasta que cometa un error. Cuando se equivoca se le indica cómo tendría que haberlo dicho y se pone la estrella en la última letra correcta.

A los alumnos les dijimos que al llegar al final del recorrido les daríamos una hoja de buenas noticias (un minidiploma)  indicando que ya habían aprendido el abecedario.

Tenemos también el consabido abecedario en el que repasan, y del que se llevan una copia a casa.

Por último, tenemos un conjunto de flash-cards que preguntan por la letra siguiente. Por una parte, si eres capaz de decir qué letra viene después de cualquier letra, ya tienes el conocimiento necesario para recitar el abecedario. Soy consciente de que las cosas suelen funcionar al revés y que las partes del abecedario que ya te sabes son las que permiten decir qué letra viene después de otra, pero hacer el juego de ir adivinándolas puede animar a los alumnos a memorizar más partes del alfabeto.

Estas tarjetas se imprimen por las dos caras y el alumno tiene que leer la pregunta, tratar de responderla y comprobar su respuesta mirando la cara posterior. Es importante que el papel sea grueso, porque, lo que me ha sucedido es que la parte trasera se transparenta y hay alumnos que prefieren tratar de adivinar qué letra se ve por detras (con bastantes errores, ya que las ven invertidas) antes que pensar en la respuesta. Es curioso cómo hacen eso incluso cuando se les pregunta por las primeras letras, y aparentemente les costaría menos pensar la respuesta que tratar de adivinarla así.

No se están utilizando exclusivamente estos materiales, sino que también hay ejercicios clásicos como completar las letras que faltan, darles una letra para que escriban la anterior y la siguiente, e incluso utilizamos una canción del abecedario para memorizarlo. Cualquier cosa que ayude es bienvenida, por eso aportamos también estas ideas.

Alfabeto

 

Estudio·Intervención sin evidencias·Resultados escolares

Redactar un buen examen tipo test

El test de elección múltiple es una forma de evaluación muy utilizada. Como todas, tiene sus ventajas y también sus inconvenientes. Una forma de disminuir estos es construir pruebas claras que evalúen los conocimientos del alumno y no su capacidad para desentrañar la redacción de los ítems o las instrucciones de la prueba.

Existen varios trabajos que han propuesto directrices para mejorar la construcción de pruebas de evaluación  tipo test. Las indicaciones que se dan a continuación están basadas en los dos siguientes:

De wikimedia commons

Contenido

  • Procure que cada pregunta o ítem se refiera a un contenido de aprendizaje importante, no a cuestiones triviales.
  • Si quiere evitar evaluar el mero recuerdo, no emplee literalmente el lenguaje del libro de texto o de las explicaciones: diga lo mismo con otras palabras, empleando siempre un vocabulario sencillo para los alumnos.
  • Evite que el contenido de una pregunta dependa de otra pregunta, especialmente que dependa de lo que se ha respondido en otra pregunta o en el mismo ítem.
  • Evite preguntas basadas en opiniones.
  • Evite preguntas trampa.

Forma de los ítems

  • Se pueden redactar como preguntas, completar frases, elegir la mejor respuesta, verdadero o falso.
  • Sólo debe ser correcta una de las alternativas.
  • Coloque las alternativas en vertical, no en horizontal.

Redacción del enunciado

  • Evite que haya una cantidad de texto excesiva en el ítem.
  • Redacte el enunciado de forma afirmativa, evitando términos negativos tales como NO o EXCEPTO. Si usa términos negativos, hágalo con sumo cuidado y asegúrese que aparecen en mayúsculas o negrita.
  • Procure que la mayor parte del contenido aparezca en el enunciado, y que las opciones de respuesta sean complementos de ese enunciado. Si es posible, la idea principal debería estar en el enunciado.

Redacción de las opciones

  • Tres opciones pueden ser suficientes para una correcta evaluación.
  • Asegúrese de que las opciones tienen concordancia con el enunciado.
  • Asegúrese de que sólo una de las opciones es correcta.
  • Si es posible coloque las opciones en orden, por ejemplo si incluyen cantidades o tienen un orden lógico.
  • Haga que las opciones sean independientes entre sí y no se solapen.
  • Haga que las opciones sean homogéneas en cuanto a su longitud y estructura gramatical.
  • Haga que las opciones sean homogéneas en cuanto a contenido (que todas traten sobre el mismo tema, o todas sobre temas distintos, pero que no haya una que destaque porque no concuerda con las otras).
  • Evite usar como opciones “ninguna de las anteriores” o “todas las anteriores”.
  • Escriba las opciones de forma afirmativa.
  • Evite dar pistas sobre la respuesta correcta (opciones absurdas, determinantes como “siempre”, “nunca” o “absolutamente”, inconsistencias gramaticales que indiquen que una opción es incorrecta.
  • Haga que todos los distractores sean creíbles para alguien que desconoce la respuesta y descartables para el que sí la sabe.
Encuentros·Estudio·Intervención con evidencias limitadas·Materiales·Resultados escolares

Estudio con flashcards

Incluyo aquí una comunicación que Sofía Zevallos ha presentado conmigo en las Jornadas Virtuales de TDAH organizadas por el grupo Albor Cohs.

El título de la comunicación es “Uso de flashcards para mejorar el aprendizaje de alumnos con TDAH”, y está basada en dos trabajos de fin de máster realizados en el MIEP de la Universidad de Navarra en el curso 2012-2013.

Ejemplo de tarjeta utilizada

Lo que se describe es una experiencia en la que se preparó un refuerzo para el estudio de Lengua y Conocimiento del Medio para alumnos de los últimos cursos de Primaria con TDAH y con otros problemas (aunque la comunicación se centra en los que tenían TDAH) que estaban obteniendo resultados bajos en esas asignaturas.

Se puede encontrar más información sobre las flash-cards como método de estudio para alumnos con TDAH en una entrada anterior titulada Estudiar con Flashcards.

Dificultades de aprendizaje·Estudio·Intervención con evidencias limitadas·Materiales·Multiplicación·Ortografía·Suma

La técnica CCC

Sé que a muchos lo de CCC les sonará a empresa de cursos a distancia, pero aquí me estoy refiriendo a las iniciales de “cubre, copia y compara”. El CCC es una forma de trabajo poco utilizada en los países de habla española, pero merece la pena conocerla porque tiene algo distinto que otras formas de intervención: en ella es el propio alumno el que administra su trabajo y su aprendizaje.

Para hacerse una idea de su funcionamiento se puede ver el siguiente vídeo. Aunque está en inglés creo que se entiende bien qué están haciendo.

El alumno (la alumna, en este caso) tiene una hoja dividida en dos columnas: en la de la izquierda está lo que tiene que conseguir aprender, que podrían ser palabras difíciles de escribir, operaciones, tablas de multiplicar, asociaciones entre conceptos… Mira un elemento, lo cubre con la tarjeta, lo copia en la columna de la derecha, destapa el modelo y lo compara con su respuesta y valora si la respuesta que ha dado era correcta o no.

CCC

Aquí se puede ver una hoja CCC preparada para reforzar el aprendizaje de la escritura. Como se puede apreciar, lo que se está practicando es el uso de “c” y “z”. También se puede observar que la hoja está doblada por la mitad. Normalmente no uso una tarjeta para cubrir el modelo, sino que les doy a los alumnos la hoja doblada de manera que miren el modelo, le den la vuelta a la hoja, copien y luego desdoblen la hoja para comparar la respuesta con el modelo.

He utilizado esta técnica para practicar la escritura de los números, la (creo que poco útil) descomposición de números de varias cifras en unidades y decenas, operaciones sencillas, escritura de palabras con dificultades de ortografía o sílabas complejas… Pero se les puede dar mas usos: tablas de multiplicar, capitales, significado de palabras en otro idioma, símbolos químicos, fórmulas de la superficie de los polígonos…

Evidencias

Existe una revisión sistemática de Joseph, Konrad, Cates, Vajcner, Eveleigh y Fishley (2012) titulada A meta-analytic review of the Cover-Copy-Compare and variations of this self-management procedure. Según los resultados de esta revisión en la que se analizaron 31 investigaciones en las que participaron 309 alumnos, el CCC es una técnica útil para el alumnado con dificultades de aprendizaje. Entre los estudios revisados había uno que valoraba el uso de CCC en combinación con economía de fichas para mejorar la realización de multiplicaciones en dos estudiantes de ESO con TDAH.

Hay otros estudios que no están incluidos en la revisión anterior y en los que también se ha empleado el CCC. Los que se citan a continuación la han utilizado con alumnado de secundaria con trastornos de comportamiento, para mejorar la escritura correcta de palabras:

El spelling es muy importante en la lengua inglesa, en la que no existen correspondencias sistemáticas entre el sonido de las palabras y la forma de escribirlas. Para los alumnos de lengua española, la habilidad más parecida sería la ortografía.

Otro ámbitos en los que se ha investigado son:

Creo que es importante señalar algo que me ha llamado la atención de este cuerpo de investigaciones: predominan las realizadas por un mismo equipo (puede comprobarse que “McLaughlin”, de la Gonzaga University aparece en buena parte de ellas), y muchas de ellas se han publicado en los primeros números revistas de la organización SAVAP (Academic Research International y Educational Research International) una organización que tiene como objetivo el avance del conocimiento, sobre todo en Asia. ¿Tienen algún acuerdo con esa organización? o ¿las condiciones para publicar eran menos exigentes que en otros medios?

Estudio·Intervención con evidencias limitadas

Estudiar con flash-cards

Hay muchos tipos de flash-cards. Aquí me estoy refiriendo a tarjetas que tienen en una cara una pista o una pregunta, y en la otra cara la información que tiene que evocar esa pista. Por ejemplo, en una cara se encuentra “Ríos de la vertiente atlántica” y en la otra aparece “Miño, Duero, Tajo, Guadiana, Guadalquivir”. El funcionamiento elemental es que el alumno mira la pista o pregunta, trata de responderla, y da la vuelta a la tarjeta para comprobar si su respuesta era correcta o no.

Algunas de las flash cards que estamos utilizando para preparar el tema 1 de Lengua

Las flash-cards son la técnica de estudio más elemental que se utiliza en el programa Challenging Horizons, en el que se emplean, especialmente para aprender definiciones y vocabulario. También tengo noticia de dos investigaciones con diseños de caso único. En una Brasch, Williams y McLauglin (2008).  The effects of a direct instruction flashcard system on multiplication fact mastery by two high school students with ADHD and ODD, utilizaron esta técnica para enseñar las tablas de multiplicar a dos alumos de secundaria con TDAH y trastorno negativista desafiante.En otra Glover, McLaughlin, Derby y Gower (2010). Using a direct instruction flashcard system with two students with learning disabilities,  utilizaron las flash-cards para practicar la multiplicación y la división con dos alumnos de 11 y 12 años con dificultades de aprendizaje, uno de ellos con TDAH. No es gran cosa, teniendo en cuenta que Challenging Horizons es un programa que aplica gran cantidad de intervenciones, y aunque sabemos que el programa completo produce efectos positivos, no es posible afirmar que cada una de las intervenciones que se emplean en él sea útil.

Aplicaciones de las flash-cards

Esta técnica parece especialmente útil para el estudio de conceptos breves, pero puede tener gran cantidad de aplicaciones:

  • Aprender definiciones.
  • Aprender vocabulario en una lengua extranjera.
  • Aprender las tablas de multiplicar.
  • Aprender los cuadrados de los números del 1 al 10, o de cantidades mayores.
  • Aprender informaciones con la estructura A es B, como las capitales de los países (La capital de Italia es Roma), los símbolos de los elementos de la tabla periódica, la fórmulas de superficie de las figuras planas,…
  • Practicar ortografía con tarjetas que tengan en una cara pistas como “recoer”, y en la otra la palabra correctamente escrita.
  • Poner en orden alfabético listas de tres o cuatro palabras.

Formas de utilizar las flash-cards

La forma básica de utilizarlas es que el alumno trabaje con un supervisor (un adulto o un compañero) que le muestre la primera cara de las tarjetas. El alumno responde, y el supervisor le muestra la cara posterior de la tarjeta. Si la respuesta es aceptable, se saca la carta del montón, y si no es aceptable, se pone la última del montón. La actividad prosigue hasta que no queda ninguna carta en el mazo.

Sobre eso se pueden hacer muchas variantes. Por ejemplo

  • Trabajo por parejas: dos alumnos que están estudiando con flash-cards se pregunta el uno al otro.
  • Trabajo individual: el alumno se pregunta a sí mismo y comprueba sus resultados.
  • Utilizar una aplicación informática para usar las tarjetas, por ejemplo Anki.
  • Usar las tarjetas como forma de repasar antes de un  examen.
  • Usar las tarjetas al revés: ver la respuesta y tratar de decir cuál era la pregunta.

Una aplicación para trabajar con flash-cards

Valoración

He comenzado a usar las flash-cards con algunos alumnos de Primaria. Los más numerosos son los de 4º que han comenzado a utilizarlas para preparar los exámenes de Lengua. Con una práctica de unos 15 minutos ya entienden cómo funciona el sistema. Los profesores se han mostrado interesados, y me han pedido un juego de tarjetas para cada clase, para poder hacer alguna actividad con él. También les ha parecido razonable que los alumnos que han estudiado con flash-cards puedan repasarlas un momento antes del examen.

Uno de los problemas que tenemos que afrontar es que el material se puede extraviar si los alumnos lo llevan a casa. Algunas alternativas para esto son utiizarlo solo en clase o mandar un juego de tarjetas para casa.