Entrenamiento de padres·Intervención con evidencias sólidas

Importancia de la psicoeducación sobre TDAH para padres y profesorado

Este curioso nombre de psicoeducación se refiere a intervenciones en las que un profesional informa a padres o profesores o a la propia persona con TDAH acerca de las características y el tratamiento del TDAH. Quizá se podrían utilizar otras palabras como “orientación”, “asesoramiento” o “información” para nombrar a eso. Sin embargo esos términos son más generales y el término “psicoeducación”  se emplea para hablar de la orientación que se ofrece a personas con problemas de salud mental y a quienes interactúan con ellas.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Nueva York, liderados por Victoria Dahl, publicó en 2019 una revisión de investigaciones sobre la utilidad de la psicoeducación en el TDAH. En esta revisión de consideraron 13 investigaciones, con una calidad variable. Entre ellas había estudios sin grupo de control, en los que simplemente, se medían algunas variables antes y después de las intervenciones psicoeducativas y estudios con grupos de control, incluyendo ensayos clínicos aleatorizados y con valoraciones con sistema de doble ciego.

Imagen de A. Pagano. Enlazada de https://pixy.org/1028337/

La forma de hacer la psicoeducación

En la mayor parte de esas investigaciones, la psicoeducación fue impartida por terapeutas, clínicos o especialistas de los servicios clínicos (enfermeras o trabajadores sociales). En algunos casos se utilizó a otras personas, previamente formadas para realizar esa tarea (estudiantes universitarios, miembros del equipo de investigación).

La psicoeducación consistía en una o más sesiones en las que se ofrecía información general sobre el TDAH: diagnóstico, síntomas, factores de riesgo, causas, tratamiento y pronóstico y evolución. En más de la mitad de las investigaciones, estas sesiones fueron grupales, en las que alguien presentaba los contenidos y se realizaban debates sobre ellos. En dos de los estudios las sesiones fueron individuales. La extensión estaba entre 1 y 12 sesiones. Estas sesiones tenían entre 45 y 180 minutos de duración.

En algunos estudios se proporcionaban a los asistentes guías, manuales o trípticos. En algunos se combinaba la psicoeducación con intervenciones conductuales breves y en tres casos, había grupos en los que se combinaba la psicoeducación con tratamiento farmacológico.

Resultados

Todos los resultados obtenidos en los estudios fueron positivos aunque, en ocasiones, no llegaban a ser estadísticamente significativos. Al combinar los resultados del mismo tipo se encuentran estos efectos:

  • Mejora en síntomas de TDAH observados por padres o profesores: g = 0,787.
  • Mejora en problemas de comportamiento observados por padres o profesores: g = 0,466.
  • Mejora en severidad de los síntomas observados por clínicos: g = 0,372.
  • Conocimientos sobre el TDAH: g = 1,037.
  • Estrés en los padres: g = 0,209 (no significativo).
  • Calidad de vida del alumno con TDAH: g = 0,119 (no significativo).
  • Funcionamiento global del alumno con TDAH: g = 0,397 (no significativo).
  • Seguimiento del tratamiento farmacológico: g = 0,313.