Creencias sobre el TDAH·Curiosidades

TDAH y creatividad. Volviendo sobre el tema.

En 2016 publiqué una entrada con una pequeña recopilación de datos sobre TDAH y creatividad. En aquel momento, a pesar de que algunos autores o instituciones defendían la idea de que las personas con TDAH son especialmente originales o creativas, no había datos de peso que lo respaldasen. Además, algunos estudios apuntaban a una reducción de la creatividad asociada a los tratamientos con metilfenidato.

Vuelvo sobre este tema porque un grupo de investigación de los Países Bajos acaba de publicar una revisión sobre el tema, en la que se considera la relación entre creatividad y TDAH y el posible efecto de los tratamientos farmacológicos. El título de la revisión, en español, sería: Creatividad y TDAH: una revisión de estudios comportamientales, el efecto de los psicoestimulantes y bases neurológicas.

Foto de Nadettel en Wikimedia Commons.

Para esta publicación revisaron 31 estudios, pero no se realiza un meta-análisis, sino que se van exponiendo los resultados de los estudios, agrupados según distintas características. Entre ellas, si se valora la creatividad divergente (proponer múltiples respuestas a un problema abierto) o la creatividad convergente (un concepto que se define de distintas formas, como combinar información para llegar a una solución correcta o seleccionar la información relevante para resolver un problema).

Creatividad divergente en niños con diagnóstico de TDAH (9 estudios)

En general, en las comparaciones entre niños con y sin diagnóstico de TDAH, los resultados en creatividad divergente son similares o peores en el grupo con TDAH, con la excepción de dos estudios en los que las medidas de creatividad eran distintas a las habituales.

Creatividad divergente en adultos con diagnóstico de TDAH (5 estudios)

Los resultados son dispersos: algunos estudios muestran una mayor creatividad en los participantes con TDAH, especialmente en medidas de originalidad, mientras que otros no encuentran diferencias. Los autores de la revisión sugieren que esta discrepancia se podría deber a factores motivacionales.

Creatividad divergente en niños o adultos con puntuaciones altas en cuestionarios de TDAH completados por ellos mismos o por sus profesores (3 estudios)

No parece haber coincidencias entre estos estudios. En uno de ellos los niños con mayores puntuaciones en síntomas de hiperactividad/impulsividad obtuvieron mayores puntuaciones en fluidez, mientras que la flexibilidad se asociaba con puntuaciones bajas en inatención. En otro, las puntuaciones de hiperactividad/impulsividad en cuestionarios completados por los propios estudiantes se asociaron con medidas de pensamiento divergente, concretamente, con ideas más originales pero menos prácticas. Las puntuaciones de inatención no se relacionaron con medidas de creatividad. En el tercer estudio se realizó con adultos y no encontró ninguna correlación significativa.

Creatividad convergente en niños o adultos con diagnóstico de TDAH (5 estudios)

Los tres estudios infantiles de este grupo fueron realizados por el mismo equipo de investigación y en ninguno de ellos se encontraron diferencias entre participantes con y sin TDAH. En otro estudio infantil los participantes con TDAH rindieron peor al valorar la funcionalidad y utilidad de un invento. En el estudio con adultos el rendimiento en la tarea de creatividad fue menor en los participantes con TDAH.

Creatividad convergente en adultos con puntuaciones altas en cuestionarios de TDAH completados por ellos mismos (1 estudio)

En este estudio se encontró que las puntuaciones de TDAH, especialmente las de hiperactividad/impulsividad se relacionaban negativamente con una de las tareas de creatividad.

Uso de la creatividad en adultos con diagnóstico de TDAH (4 estudios)

Tres de los cuatro estudios localizados muestran una asociación entre TDAH y creatividad en la vida diaria. El cuarto estudio encuentra que hay menor proporción de personas con TDAH en trabajos como científico, artista plástico, fotógrafo, diseñador, actor, músico, coreógrafo o bailarín. No obstante, es algo arbitrario suponer que estos empleos sean más creativos que otros.

Uso de la creatividad en adultos con puntuaciones altas en cuestionarios de TDAH completados por ellos mismos (2 estudios)

En uno de los estudios la puntuación en síntomas de TDAH, especialmente la de hiperactividad/impulsividad se correlacionaba con la creatividad en la vida diaria. En el otro también se daba, pero desaparecía al controlar el rendimiento académico.

Efecto de los psicoestimulantes en la creatividad (12 estudios)

Tras revisar los estudios realizados en este campo, los autores concluyen que no hay evidencias de que los psicoestimulantes tengan un efecto negativo en la creatividad de las personas con TDAH, habiendo un único estudio en el que se encuentra ese efecto.

Creencias sobre el TDAH·Detección y evaluación

TDAH y creatividad

En 1994, Bonnie Cramond presentó en el congreso de la American Research Association una comunicación con datos acerca de los resultados de un grupo de niños y adolescentes con TDAH en una prueba de creatividad. Su resultado general fue bastante cercano a la media de la prueba. Sus resultados fueron normales en fluidez, originalidad, abstracción de los títulos y resistencia al cierre. Pero obtuvieron resultados altos en una prueba de elaboración, en la que se valoraban el detalle y la perfección de las ideas, más que su cantidad.

Por otra parte, Cramond evaluó los síntomas de TDAH en un grupo de alumnos que realizaban un programa para alumnos con alta creatividad mediante un cuestionario. Un 26% de esos alumnos reflejó superar el punto de corte para el diagnóstico de TDAH. En cambio, en los cuestionarios cumplimentados por sus profesores, no se encontraron niveles altos de inatención, hiperactividad o impulsividad.

Ese mismo año, Cramond publicó un artículo sobre la conexión entre TDAH y creatividad en el que especulaba sobre las similitudes entre el TDAH y la alta creatividad. Al año siguiente publicó un informe sobre la coincidencia entre el TDAH y la creatividad en el que, de una forma especulativa y anecdótica, encontraba coincidencias entre los síntomas del TDAH y el comportamiento de la personas creativas. Ese débil argumento le servía, incluso como base para hacer 10 recomendaciones a padres y profesores.

Por aquella época, se publicó un tríptico del National Research Center on the Gifted and Talented que, a partir de algunos datos sobre Thomas Edison, Robert Frost y Leonardo da Vinci, establecía que muchas de las personas más creativas de la historia han tenido TDAH (?) y que muchos diagnósticos de TDAH podrían ser incorrectos, tratándose de valoraciones incorrectas de niños con altas capacidades o muy creativos.

Desconozco si es por estos trabajos tempranos o por lo atractivo que es el planteamiento, pero se ha hecho bastante común la idea de que las personas con TDAH son especialmente originales o creativas. Es difícil analizar este tema porque habría que realizar una amplia reflexión sobre las distintas formas de entender la creatividad, qué es lo que miden las pruebas para valorar la creatividad y la relación entre desinhibición y creatividad (si uno hace o dice todo lo que se le ocurre, tendrá más oportunidades de hacer o decir cosas originales).

Así que, en lugar de ese análisis, me voy a limitar a aportar algunos datos sobre la relación entre TDAH y creatividad.

Algunos datos discordantes

En 2005, Healey y Rucklidge exploraron las habilidades creativas de niños con TDAH mediante varias pruebas, entre ellas, la misma que había utilizado Cramond en la comunicación que comenté al comienzo de la entrada. No se encontraron diferencias significativas con un grupo de niños de la misma edad sin TDAH. Eso sugiere que los niños con TDAH no son más ni menos creativos que otros niños.

Recientemente, Paek, Abdulla y la propia Cramond han publicado un meta-análisis sobre la creatividad de personas con TDAH, ansiedad y depresión. El efecto general fue nulo ya que esas personas no mostraron ser más creativas que las de los grupos de comparación. Más aún, los estudios realizados con personas con TDAH encontraron que su creatividad era menor que la de los grupos de comparación.

Hay que tener en cuenta que en una situación como esta, en la que el efecto es nulo o muy pequeño, no es extraño que las investigaciones realizadas ofrezcan resultados dispares, tanto positivos como nulos o negativos. Así, que también es posible encontrar datos a favor de la mayor creatividad de las personas con TDAH, como este estudio que encuentra que los alumnos con altas capacidades con TDAH tienen mayor creatividad y menor memoria de trabajo que los alumnos con altas capacidades sin TDAH.

Creatividad y tratamiento farmacológico

Curiosamente, los primeros datos que he encontrado acerca de la relación entre los tratamientos farmacológicos para el TDAH y la creatividad son anteriores a la comunicación de Cramond con la que comienza la entrada. Ya en 1993 se había identificado una ligera diferencia en los resultados obtenidos en pruebas de creatividad en alumnos con TDAH bajo los efectos del metilfenidato. También se ha apreciado esta disminución en pruebas de pensamiento divergente. Incluso, recientemente, se ha publicado una investigación española que indica que los alumnos con TDAH parecen obtener puntuaciones menores en algunas pruebas de creatividad cuando están bajo los efectos del metilfenidato.

No parece claro que otros estimulantes (mezcla de anfetamina y dextroanfetamina) produzcan una disminución de la creatividad. Por último, no he encontrado ninguna información sobre la relación entre el uso de atomoxetina y la creatividad de los alumnos con TDAH.