Lenguaje

Problemas de lenguaje en niños y adolescentes con TDAH

Hace unos meses ya presenté una pequeña revisión sobre la relación entre el TDAH y los problemas de habla, lenguaje y comunicación. Esta vez, comento una investigación publicada en octubre de 2018, de especial interés por haberse realizado con una muestra española.

Foto de Igor Baldacci. En Wikimedia Commons

Un equipo de la facultad de Ciencias de la Salud de la universidad de Castilla-La Mancha comparó a 45 niños o adolescentes con TDAH, de 5 a 15 años, y otros 45 participantes sin TDAH emparejados por edad. Todos ellos realizaron el test CELF-4, que se considera (aún no se había publicado el CELF-5) la referencia para la evaluación de trastornos de lenguaje.

Los participantes con TDAH tuvieron resultados significativamente inferiores a los del grupo de control en todas las áreas evaluadas. Resulta curioso que el grupo si TDAH obtuvo, en todos los casos, resultados superiores a las medias del test CELF-4. Posiblemente eso se deba a que este test no se estandarizó en España, sino con una muestra representativa de la población hispana de Estados Unidos, y tiende a dar resultados altos con población española.

Convirtiendo los resultados en tamaños del efecto con la d de Cohen encontramos que las diferencias tienen los siguientes tamaños:

  • Base del lenguaje: d = 1,26.
  • Lenguaje receptivo: d = 1,37.
  • Lenguaje expresivo: d = 1,43.
  • Contenido del lenguaje: d = 1,31.
  • Estructura del lenguaje: d = 1,26.
  • Memoria de trabajo: d = 1,01.

Se trata de diferencias grandes que indican que, como grupo, los evaluados con TDAH tuvieron un rendimiento en las pruebas del CELF-4 de más de una desviación típica por debajo de los evaluados sin TDAH.

Dificultades de aprendizaje·Habilidades sociales·Lenguaje

TDAH y trastornos del lenguaje

El pasado mes de junio, durante el XXXI congreso de la Asociación de Logopedia, Foniatría y Audiología, coordiné una mesa redonda sobre el lenguaje en los trastornos del desarrollo. Mi introducción fue acerca de las relaciones que parecen existir entre estos trastornos, centrándome en la concurrencia del TDAH con los trastornos del lenguaje y la comunicación. El libro de ponencias del congreso está disponible aunque, para mayor comodidad, enlazo aquí el capítulo, que se titula: Los trastornos del desarrollo y su concurrencia: el caso del TDAH y los trastornos del ámbito del lenguaje.

En el congreso, también se presentaron cuatro pósteres relacionados con el TDAH que se pueden encontrar en el libro de actas:

  • Similitudes TDAH y TEA-AF en el Perfil Lingüístico usando el CELF-4
  • La generación de modelos mentales en alumn@s con TDAH: variables contextuales y de género
  • Nivel de eficacia de alumnos con TDAH en tareas de resolución de problemas
  • Programa de registro on-line de los procesos de lectura en alumnos con TDAH
Causas del TDAH·Detección y evaluación

Problemas de lenguaje y problemas de comportamiento

Hace unos meses, en las jornadas sobre trastorno específico del lenguaje que organizó la Asociación de Logopedas del Principado de Asturias, las psicóloga y logopeda Carmen Vigón mencionó un artículo que relacionaba los problemas de lenguaje con los problemas de comportamiento.

El trabajo al que se refería es Language ability predicts de development of behavior problems in children, un artículo que contiene dos investigaciones realizadas por un grupo de ocho autores de las universidades de Indiana, Duke, Auburn y Wisconsin-Madison.

Estudio 1

En el primer estudio se siguió anualmente a un grupo de 585 niños, desde los 7 hasta los 13 años, evaluando su habilidad lingüística, rendimiento escolar, la presencia de síntomas de TDAH y de problemas de comportamiento. La presencia de síntomas se midió mediante cuestionarios realizados por sus profesores y por sus madres. La hablilidad lingüística es evaluó mediante una prueba escolar que evaluaba el uso correcto (vocabulario, gramática y respecto a las convenciones) del inglés oral y la habilidad para comunicarse por medio de la escritura. También se recogieron resultados de matemáticas y de lectura.

En la información de los profesores, son síntomas de TDAH se relacionaron con los resultados en la prueba de lenguaje y con los resultados de matemáticas. También influía el sexo (resultados más altos en chicos que en chicas) y el estatus socio-económico (los síntomas eran mayores en los niños de familias con estatus socioeconómico más bajo). En la información de las madres se repite la misma pauta, exceptuando la influencia del estatus socio-económico. Los resultados en la prueba de lenguaje explicaban un 3% de la variabilidad en los resultados de síntomas de TDAH.

Estudio 2

En el segundo estudio se evaluó cada dos años a un grupo de 11506 alumnos entre los 4 y los 12 años, midendo su vocabulario receptivo, la valoración que hacían sus madres de algunos síntomas de TDAH y problemas de comportamiento, la memoria de corto plazo y sus resultados en pruebas de lectura, comprensión lectora y matemáticas.

A los 4 años de edad, los síntomas de TDAH eran menores en las niñas y se relacionaban con buena parte de las variables medidas: eran mayores cuanto menores eran el nivel de estudios de la madre, su edad en el parto, los ingresos familiares, los resultados académicos, de memoria y de lenguaje. Se encontraron menos síntomas de TDAH en los niños hispanos o negros que en el resto de la población. La relación entre síntomas de TDAH y edad de la madre en el parto parecía disminuir conforme los niños se iban haciendo mayores.

La relación entre las variables evaluadas y los problemas de comportamiento, fue bastante parecida a la que había entre esas variables y los síntomas de TDAH, con alguna diferencia. Se encontró una relación negativa significativa entre el cociente intelectual de las madres y los problemas de comportamiento en los hijos y no se apreció una relación significativa entre problemas de comportamiento y lectura o memoria de corto plazo.

En los dos estudios se encontró que los resultados bajos en las pruebas de lenguaje o vocabulario receptivo predecían los problemas de comportamiento y la existencia de síntomas de TDAH. En cambio, si se hacía el análisis inverso, los problemas de comportamiento o los síntomas de TDAH eran predictores más débiles de los resultados en las pruebas de lenguaje o vocabulario. En el primer estudio, los resultados de vocabulario predecían un 3% único de la varianza en la valoración de los síntomas de TDAH, después de controlar el efecto de otras variables (características demográficas, nivel socio-económico y rendimiento en las pruebas de lectura y matemáticas).