Intervención con evidencias sólidas·Problemas de comportamiento

Revisión sobre la eficacia de los programas conductuales

El pasado mes de mayo, la Fundación Jaume Bofill publicó una revisión sobre la eficacia de las programas conductuales. Este trabajo está realizado por el sociólogo y jefe de proyectos de la fundación, Miquel Àngel Alegre. El documento se ha publicado en catalán y no se centra en alumnado con TDAH.

Una revisión de revisiones

Alegre califica su trabajo como revisión de revisiones. En él presenta los resultados de 20 meta-análisis de investigaciones experimentales y cuasiexperimentales sobre la eficacia de distintos programas o enfoques para la prevención o la mejora de problemas de conducta.

Estos 20 meta-análisis se presentan en tres grupos:

  1. Los que se centran en programas focalizados, es decir que se dirigen al alumnado en riesgo o con problemas conductuales.
  2. Los que estudian programas universales, dirigidos a todo el alumno.
  3. Mixtos, que estudian programas de los dos tipos anteriores.

Resultados

La revisión destaca los siguientes puntos:

  • Los efectos de los programas de mejora de la conducta son más apreciables en el comportamiento que en el rendimiento académico.
  • Los programas de mejora de la conducta tienen un efecto positivo sobre distintos tipos de problemas: comportamientos antisociales o disruptivos, agresividad, rebeldía, hostilidad o acoso escolar. También reducen la cantidad de expulsiones y mejoran las relaciones sociales dentro y fuera del aula.
  • Algunos de estos programas consiguen obtener mejoras de tipo social y emocional (habilidades sociales, gestión de emociones y sentimiento de vinculación con la escuela). Se suele tratar de programas de tipo universal y preventivo que se centran en trabajar habilidades de resolución de problemas, empatía, autocontrol y relaciones interpersonales.
  • Los programas que priorizan las acciones punitivas (expulsiones) son poco eficaces. Suelen tener efectos negativos en los alumnos tratados y, aunque se consiguen mejoras a corto plazo sobre el clima de de aula, pueden tener un efecto negativo en el clima de centro.
  • Los programas focalizados sirven para intervenir en situaciones prolongadas de indisciplina, disrupción o agresividad. Los programas más eficaces suelen tener una orientación conductual o cognitivo-conductual.
  • Existen distintos tipos de programas universales. Curiosamente, la orientación del programa no parece ser un factor determinante en su eficacia. Los programas basados en la relajación, introspección, meditación guiada o mindfulness no parecen conseguir mejoras conductuales ni académicas, pero sí se han observado mejoras en aspectos cognitivos concretos (función ejecutiva o atención) y socioemocionales (autoestima, gestión emocional, habilidades sociales y problemas conductuales internos).
  • No se han apreciado relaciones claras entre la duración y la frecuencia de aplicación de los programas y su eficacia. Normalmente, los programas universales tienen una duración mayor que los programas focalizados.
  • El perfil profesional de quien aplique los programas no es un factor determinante de su éxito. El profesorado puede ser tan eficaz como los especialistas. Su contribución se incrementa si reciben formación.
  • Los programas universales tienen mayores efectos positivos en la primaria y en entornos socio-económicos desfavorecidos, mientras que los programas focalizados pueden ser útiles tanto en primaria como en secundaria, especialmente cuando hay adecuación entre el tipo de programa y el grupo al que va dirigido.

Qué funciona

Finalmente, en la sección sobre implicaciones para la práctica se destaca la eficacia de:

  • Ajuste entre el enfoque y las actividades del programa y los problemas que se pretenden solucionar.
  • Estrategias de gestión del aula centradas en un marco de normas pactadas, actividades de sensibilización y autocontrol, juegos cooperativos y mediación entre compañeros.
  • Programas focalizados individuales o en pequeño grupo para problemas prolongados de indisciplina, agresividad o comportamiento desafiante. En este caso es importante que no se produzca una desvinculación de la clase ordinaria.
  • Programas antiacoso que implican a toda la comunidad educativa, duraderos y que impactan de forma real en las pautas de relación, dentro y fuera del aula.
  • Formación del profesorado acerca de este tipo de problemas y programas.
  • Posibilidad de disponer de profesionales especializados que colaboren en la evaluación de los problemas, el establecimiento de prioridades y planes de actuación.

El documento se ilustra con dos ejemplos de programas, que son: el juego del buen comportamiento y un programa desarrollado en Chicago, llamado Becoming a man.

 

Adaptaciones y acomodaciones·Entrenamiento de padres·Habilidades sociales·Intervención con evidencias sólidas·Organización

Los programas CLS y CLAS para alumnado de primaria con TDAH

La Universidad de California está trabajando desde 2002 en la elaboración y comprobación de un programa educativo para el TDAH. La principal impulsora de este trabajo es la profesora Linda Pfiffner. El programa lo podemos encontrar con los nombres de Collaborative Life Skills (CLS) o Collaborative Life and Attention Skills (CLAS) y está especialmente pensado para alumnado de primaria con TDAH de forma inatenta.

A diferencia de otras intervenciones, que se han preparado en inglés y no podemos utilizar sin traducir los materiales, CLAS está siendo adaptado para población mejicana por Eva Araujo y Lauren Hack.

Eva Araujo y Lauren Hack. Foto de Conacyt

Este programa parte de la idea de que las intervenciones disponibles para tratar el TDAH de forma combinada o con predominio de la hiperactividad / impulsividad y los problemas de conducta no dan respuesta a algunos problemas propios de los niños con TDAH de forma inatenta, como la baja velocidad de procesamiento, soñar despiertos, desorientación o desconocimiento de habilidades sociales.

Los programas

CLAS tiene tres componentes principales que son:

  1. Asesoramiento al profesorado.
  2. Entrenamiento de padres.
  3. Entrenamiento del alumno en habilidades.

El asesoramiento al profesorado consta de una sesión en la que se presentan las intervenciones conductuales y acomodaciones de clase dirigidas a los alumnos con déficit de atención. A lo largo de 12 semanas se realizan cuatro o cinco reuniones del profesor con los padres, el alumno y el asesor. Se prepara y establece una hoja de registro diario, a la que se llama “el reto de la clase”. Esta hoja es individualizada y suele incluir objetivos relacionados con:

  • El trabajo escolar (acabar los ejercicios de clase, realizar la tarea de casa, precisión en las actividades realizadas).
  • Habilidades básicas de trabajo y estudio (tener listos los materiales necesarios, comenzar las actividades a tiempo, seguir las instrucciones).
  • Interacción social (participar en grupos, comportarse de forma asertiva).

Los objetivos elegidos estan relacionados con las habilidades que se enseñan al alumno. Además, se realizan acomodaciones de aula como lugar preferente para sentarse, reducción del trabajo, uso de una agenda, ayudas para la organización, límites de tiempo o recordatorios.

El entrenamiento de padres comienza con una sesión introductoria sobre el TDAH de forma inatenta, el modelo de aprendizaje social y estrategias de manejo para la inatención:

  • Hacer caso a los comportamientos adecuados.
  • Uso de consecuencias positivas y recompensas.
  • Rutinas efectivas y planificación de las actividades.
  • Formas de dar órdenes e indicaciones.
  • Uso prudente de las consecuencias negativas.
  • Cambiar el entorno para promover la atención y el funcionamiento adaptativo.

Todas las familias implantan un “reto de casa”, consistente en una economía de fichas con objetivos y recompensas individualizados. A los padres también se les enseñan habilidades para interactuar de forma eficaz con los profesores y cómo evaluar y reforzar el reto de la clase.

Además, a los padres se les enseña cómo promover y reforzar las habilidades que sus hijos aprenden en sus sesiones de entrenamiento.

daEl entrenamiento para los alumnos consta de una serie de módulos:

  • Habilidades académicas y de estudio: controles de atención, implicación en la actividad.
  • Habilidades de organización: recordatorios y listas de actividades, planificación y gestión del tiempo, preparación del material escolar
  • Autocuidado y habilidades de la vida diaria: hacer las tareas domésticas.
  • Habilidades de competencia social: tomarse las cosas con deportividad, aceptar las consecuencias, asertividad, manejar el bromeo, resolución de problemas o conflictos, hacer amigos y juego en común.

Se trata de dar a los alumnos los conocimientos necesarios para poner en marcha esas habilidades, pero también de ayudarles en su ejecución. Si alguien tiene la suficiente paciencia y conocimiento del inglés, en este vídeo puede encontrar una presentación más detallada del programa.

Por lo que he visto el programa CLS tiene los mismos componentes principales, aunque parece haber algunas diferencias en cuanto a los temas tratados.

Resultados

Estos programas han mostrado producir mejoras en los síntomas de inatención, tempo cognitivo lento y habilidades sociales y de organización. Estas mejoras tienden a mantenerse en las evaluaciones de seguimiento.

Investigaciones publicadas sobre CLS y CLAS

Estas intervenciones han evaluadas en varias ocasiones, algo poco frecuente en tratamientos educativos para el TDAH. A continuación enlazo las investigaciones que he encontrado.

A randomized controlled trial of a school-implemented school-home intervention for attention-deficit/hyperactivity disorder symptoms and impairment.

Parenting as a mechanism of change in psychosocial treatment for youth with ADHD, predominantly inattentive presentation.

Parent Adherence in Two Behavioral Treatment Strategies for the Predominantly Inattentive Presentation of ADHD.

A two-site randomized clinical trial of integrated psychosocial treatment for ADHD-inattentive type.

Educational outcomes of a collaborative school-home behavioral intervention for ADHD.

A randomized, controlled trial of integrated home-school behavioral treatment for ADHD, predominantly inattentive type.

 

Problemas de comportamiento·Resultados escolares

Check and Connect

La primera vez que vi el nombre “Check & Connect” pensé que sería algún juego, como el tres en raya, pero resulta que se trata de un programa de la Universidad de Minessotta para mejorar la implicación de los alumnos en la escuela. No se trata de un programa desarrollado para alumnado con TDAH, aunque lo traigo al blog porque se ha realizado una pequeña experiencia sobre su eficacia.

El programa

Como acabo de decir, el objetivo de Check & Connect es mejorar la implicación de los alumnos, lo que se traduce en aumentar la asistencia, la realización de tareas y disminuir los problemas de comportamiento. Está destinado a atender a alumnado con dificultades escolares, como inmigrantes recientes, alumnos con problemas de aprendizaje, alumnos de familias con bajo nivel socioeconómico o de minorías étnicas.

Check & Connect se considera una intervención muy bien fundamentada. La agencia What Works Clearinghouse, que valora los programas escolares con criterios muy exigentes, considera que el programa tiene efectos positivos en la prevención del abandono escolar y efectos potencialmente positivos en el progreso escolar.

Check & Connect es un programa basado en la tutoría, con dos componentes, que son los que aparecen en su nombre. “Check” se refiere al seguimiento sistemático del alumno controlando indicadores como ausencias, retrasos, problemas de comportamiento y calificaciones. La parte de “Connect” trata sobre la atención individual al alumno con intervenciones para ayudarle a resolver problemas y adquirir habilidades.

Los dos componentes de la intervención son desarrollados por un tutor, mentor o, en la moda actual, “coach” que se asigna al estudiante. Dependiendo de cómo se haya implantado el programa, el mentor será un profesor del colegio, una persona contratada específicamente para esa labor o un voluntario. En cualquier caso, habrá tenido que realizar una formación.

Una forma muy común de aplicar el programa es que el alumno y su mentor acuerden unos objetivos y se reúnan diariamente al comienzo de la jornada escolar para revisar los objetivos y plantear las estrategias que se pueden emplear para alcanzarlos.

Los objetivos del alumno están plasmados en una hoja de registro diario (aprovecho para recordar que ésta es una de las herramientas favoritas del blog a la que hemos dedicado varias entradas). Al final de la jornada escolar, el alumno, con su hoja de registro cumplimentada por los profesores, vuelve a juntarse con su mentor para evaluar el día.

Los alumnos reciben incentivos por cumplir sus objetivos y se informa a sus familias sobre sus progresos diarios.

Uso de Check and Connect con alumnado con TDAH

La experiencia a la que me refería es el trabajo de grado de Beverly D. Waddell, titulado Exploring the Use of the Check & Connect Program as a Behavioral  Intervention for Students with Attention-Deficit Hyperactivity Disorder.

En esta experiencia se aplicó el programa con cuatro alumnos de 2º de primaria con TDAH, obteniéndose resultados positivos con tres de los participantes.

Los objetivos trabajados fueron: trabajar durante las sesiones de clase, seguir las instrucciones del profesor y terminar los ejercicios de clase. El documento enlazado ofrece ejemplos de las hojas de registro utilizadas.

Guías·Intervención con evidencias limitadas·Problemas de comportamiento

Nuevo libro con capítulos sobre intervención en TDAH

Se acaba de publicar el libro Prevención en Dificultades del Desarrollo y del Aprendizaje, coordinado por Jesús Nicasio García. Este libro incluye dos capítulos sobre el TDAH, uno centrado en la etapa de Educación Infantil y otro en la etapa de Primaria. Estos dos capítulos han sido escritos por Ana Miranda, María Jesús Presentación y Manuel Herrero.

En el capítulo sobre el TDAH en Educación Infantil se exponen algnas intervenciones educativas: técnicas de modificación de conducta, la técnica de la tortuga (de la que hablé en un par de entradas anteriores), el programa “Piensa en Voz Alta”, el programa “Escuela Dinosaurio”, y el programa “Herramientas de la Mente”.

En el capítulo sobre el TDAH en Educación Primaria se menciona nuevamente la modificación de conducta, el entrenamiento en habilidades sociales, y las estrategias de auto-control, concretamente las autoinstrucciones, la autoevaluación con refuerzo, y el control de la ira. También se hace una referencia a las adaptaciones académicas para potenciar la atención la auto-regulación y la motivación. Por último, se exponen, brevemente, tres intervenciones multidimensionales, que son el programa de tratamiento de verano, el programa de competencias conductuales y académicas (ABC), y el programa multicomponente para niños, padres y profesores, en el que han participado Ana Miranda y María Jesús Presentación.

Mi capítulo

El libro permite acceder mediante adobe digital editions a un material complementario en el que se encuentran más recursos. Entre los relacionados con el TDAH se encuentran:

  • Intervención multicontextual en TDAH: estudio de caso único, de Siegenthaler y Presentación.
  • Comportamiento disruptivo en el aula: aplicación de un registro observacional, de Soriano, Miranda y Presentación.
  • Intervención en un problema de comportamiento a través del asesoramiento a la familia, escrito por mí mismo.
  • Desarrollo de un programa coordinado de intervención para niños con TDAH, sus padres y sus maestros, de Siegenthaler, Miranda y Presentación.

Mi capítulo describe la adaptación y uso del programa Defiant Children de Russell Barkley. Como curiosidad, los programas multicomponente de Miranda, Presentación y Siegenthaler también utilizaron esta intervención para el trabajo con las familias, de manera que todos los capítulos tienen una cierta continuidad.

Otras informaciones interesantes

El libro tiene, además, toda una parte con varios capítulos dedicados a las dificultades de aprendizaje de la lectura, comprensión y matemáticas, que pueden ser muy interesantes para las personas que trabajan o conviven con niños con TDAH.