Skip to content

El mito de la lateralidad

octubre 10, 2013

La lateralidad tiene que ver con la dominancia o preferencia por el uso de una mano, de modo que hay personas diestras, zurdas, como yo, (antiguamente llamadas siniestras), y ambidiestras. Probablemente la ambidestreza no es algo homogéneo: hay gente, como muchos niños pequeños en los que aún no se ha definido una preferencia por una mano u otra, gente que tiene gran habilidad con ambas manos, y gente que ha tenido que desarrollar el uso de su mano no dominante porque algún probema le ha impedido utilizar la mano dominante.

Con el uso que se damos a las manos, no es extraño que sea ahí donde mejor se aprecie la lateralización, pero se habla de lateralidad en otras partes del cuerpo, y de ahí surge la idea de lateralidad cruzada. Dependiendo de quién explique lo de la lateralidad cruzada puede consistir en que existe domincia de una mano y del ojo del lado contrario. A veces interviene el pie y a veces el oído, algo que me sorprende porque tenía entendido que las vías nerviosas que transmiten la información auditiva al cerebro se desdoblan y llegan desde cada oído a ambos hemisferios cerebrales, y además, uno no tiene muchas posibilidades de elegir un para escuchar el oído izquierdo o el derecho.

El mito

El mito de la lateralidad estaría compuesto por dos ideas principales: la primera es que las alteraciones de lateralidad causan en los niños problemas como dificultades de lectura, escritura y cálculo, y de atención, organización y concentración. La segunda es que estableciendo en el niño una lateralidad homogénea y bien definida se conseguirán mejoras en estos problemas.

Imagen de wikimedia commons

Estas ideas se suelen apoyar en datos como “un estudio concluye que entre los niños con TDAH (póngase aquí dislexia, problemas escolares u otros problemas) existe una alta proporción de problemas de lateralidad”. Por ejemplo, este estudio que relaciona el ser ambidiestro con problemas de salud mental, incluyendo el TDAH en niños y adolescentes finlandeses.

No se ha encontrado relación causa efecto

A veces estos estudios requieren una lectura muy atenta. Por ejemplo, aunque entre los niños con lateralidad no definida fueran más comunes los problemas de TDAH, lo cierto es que sólo el 1,1% de la muestra fue descrito con lateralidad indefinida, mientras que a los 8 años se considera que un 6,7% tenían probablemente un problema de hiperactividad y un 20% (!!) un problema de inatención. Es decir, aunque sea cierto que el TDAH se encuentre con más frecuencia en niños con lateralidad indefinida también parece cierto que la gran mayoría de los niños con TDAH tienen su lateralidad bien definida. Algo parecido se deduce de otro estudio sobre la falta de asociación entre la preferencia manual y la intensidad de los síntomas del TDAH, en el que solo 4 de los 520 niños de la muestra tenían una lateralidad no definida, y no se observaron diferencias significativas entre zurdos y diestros.

La investigación no se agota en esos dos estudios: hay algunos más sobre el tema y sería bonito hacer un meta-análisis  para ver qué factores hacen que en unos estudios los resultados sean significativos y en otros no, por ejemplo, se podría ver si influyen escalas de evaluación poco precisas como esa con la que un 20% de los niños era sospechoso de inatención.

Sobre la relación entre lateralidad cruzada y TDAH no he encontrado información científica. Sí me ha llamado la atención que, ya en 1983, Barbara Connolly publicase un estudio sobre lateralidad y dificultades de aprendizaje en el que se describe cómo entre 91 alumnos de un colegio para personas con dificultades de aprendizaje no había más proporción de casos de lateralidad manual no definida que en la población normal, había menos casos de lateralidad ocular no definida, y más casos de lateralidad de pie no definida. Para más inri, la proporción de casos de lateralidad cruzada ojo – mano era menor entre los niños con dificultades de aprendizaje que entre los niños sin dificultades.  Seguramente existen estudios que proporcionan resultados opuestos a los que aparecen aquí, y, de nuevo, sería recomendable agruparlos todos para ver el resultado conjunto, ya que esta situación es bastante común cuando se estudia un campo en el que la relación entre dos variables es nula o muy pequeña: a veces los resultados son positivos, a veces los resultados son negativos, a veces son nulos.

Otra cuestión es que la evaluación de la dominancia ocular es un asunto bastante controvertido ya que las pruebas se suelen basar en la identificación del ojo preferido para una tarea en la que solo se puede ver por un ojo, mientras que la mayor parte del tiempo estamos utilizando los dos. La tarea que se emplee para observar la dominancia ocular puede influir notablemente en que se elija un ojo u otro, como se puede ver en este artículo si se cuenta con suficiente paciencia. Esta entrada de un blog de oftalmología ilustra lo complejo que puede llegar a ser el asunto de la (presunta) dominancia ocular y de los intentos de evaluarla. Todo esto puede parecer superficial, pero he visto recomendaciones de intervenir para cambiar la dominancia manual de los niños ajustándola a la dominancia ocular y en esos casos resulta bastante inquietante que encima se hayan podido cometer errores a la hora de determinar cuál es la dominancia ocular.

Casi no existe documentación sobre mejoras a consecuencia de intervenciones en la lateralidad

Igual estoy despistado al escribir esto, porque con el parón administrativo de Estados Unidos se han cerrado algunas de las bases de datos que suelo consultar para buscar información sobre investigaciones. El caso es que en lo que he buscado no he encontrado investigaciones sobre el resultado de interveniones en la lateralidad de niños con TDAH.

Lo más parecido que he visto es una publicación que relaciona una intervención sobre la coordinación entre estímulos auditivos y movimientos de las manos. No trata sobre la lateralidad, pero tiene un componente de coordinación sensorio-motriz: básicamente la intervención consistía en aplaudir al ritmo marcado por un metrónomo, informando al alumno de si daba las palmadas en el momento exacto o no. Que eso produzca una mejora notable en lectura o en comprensión oral, y un aumento espectacular de los resultados en expresión escrita me ha resultado extraño. Así que me puse a buscar información sobre replicaciones de este estudio a ver si se habían observado esas mejoras en otras ocasiones. El caso es que lo que me encontré fue la información de que en 1994, Gerald Leisman, primer autor de ese artículo, fue sancionado por fraude científico. Está claro que eso no es un argumento en contra de los resultados obtenidos. Decir que Fulano se ha comportado como un sinvergüenza no invalida un estudio científico realizado por el señor Fulano. Pero la verdad es que en el estudiono había grupo de control y había unas diferencias llamativas en el número de niños que se evaluaban con unos y otros tests…

En resumen

  • Es posible que en un niño con TDAH se identifique un problema de lateralidad, pero eso, en sí no es alarmante, hay bastantes niños (y adultos) sin TDAH en los que también se podrían identificar problemas de lateralidad, aunque esos no suelen ir a que los evalúen.
  • Es posible que los problemas de lateralidad sean más frecuentes entre los niños con TDAH que entre los niños sin TDAH (convendría aclarar más el asunto), pero eso no significa que los síntomas del TDAH estén producidos por el problema de lateralidad. Existe, por ejemplo, la posibilidad de que haya un tercer factor que produzca en algunos niños dificultades de concentración, inquietud y retraso o dificultades en el establecimiento de la lateralidad.
  • No se han encontrado pruebas de que las intervenciones para solucionar las dificultades de lateralidad produzcan mejoras en los síntomas del TDAH o en las consecuencias de estos síntomas. Sé que esta afirmación contrasta con un enorme montón de información que circula por internet recomendando estos tratamientos o dando testimonios de que “a mí me funcionó”. Desde luego si la cosa va tan bien no sé por qué no hacen estudios y publican sus resultados para que todos conozcamos cuáles son, cómo se obtuvieron y tengamos a oportunidad de reproducirlos, algo que se ha hecho con otros tratamientos como las intervenciones farmacológicas, el neurofeedback, la modificación de conducta, o los programas de entrenamiento para padres.
Anuncios
36 comentarios leave one →
  1. Pedro permalink
    diciembre 13, 2013 6:08 pm

    Hola, tengo una duda. Cuando diagnosticamos que un sujeto tiene por ejemplo lateralidad cruzada (Por ejemplo: derecho de ojo y pierna e izquierdo de oído y mano) sabemos que se puede afectar el rendimiento académico de dicho sujeto al no haber una dominancia hemisferial clara que no djea lugar a un buen trabajo del cuerpo calloso entre otras cosas.

    Cuando diagnosticamos un problema como ese, ponemos en marcha un progrma de entrenamiento con diferentes actividad. mi pregunta es: ¿cuál es el propósito de dicho programa? ¿Conseguir que el sujeto se lateralice como derecho o como izquierdo? O si no es asi, ¿Qué pretendemos conseguir con ese programa?

    Gracias, espero vuestra respuest. Un saludo

    • diciembre 14, 2013 5:15 am

      Hola Pedro:
      En realidad, lo que quiero comunicar con la entrada es que no tenemos pruebas de que la lateralidad cruzada afecte al rendimiento escolar. En realidad la entrada se centraba en el TDAH, pero se cita una investigación (Connolly, 1983) en la que se encuentra que entre los niños con dificultades de aprendizaje observados la proporción de problemas de lateralidad cruzada era menor que entre la población general. Las ideas fundamentales que quería transmitir son:
      1. Es dudoso que los problemas de lateralidad produzcan dificultades de rendimiento escolar.
      2. Se abusa de la etiqueta “lateralidad cruzada”, aplicándola a campos donde es bastante forzado establecer que existe una dominancia (ojo y, sobre todo, oído).
      3. No hay pruebas de que las intervenciones para solucionar los problemas de lateralidad cruzada produzcan mejoras en el rendimiento escolar.

      Además, me parece que en torno a todo esto se han desarrollado unas ideas, que a veces llegan al terreno de la fantasía, del tipo de que hay personas en las que domina el hemisferio cerebral izquierdo y personas en las que domina el hemisferio derecho, y que esa dominancia influye en la personalidad, en las preferencias y en la forma de aprender, y por tanto hay que enseñarles de manera distinta. Es cierto que también se habla del cuerpo calloso, y ahí me inhibo, porque no sé gran cosa sobre eso, aunque siempre he tenido la impresión de que mucha de la gente que lo cita sabe lo mismo que yo.

      Respondiendo a su cuestión, he encontrado un estudio en el que se aprecia una relación entre lateralidad cruzada y bajo rendimiento escolar:
      http://repositori.udl.cat/bitstream/handle/10459.1/46410/015510.pdf?sequence=1
      No obstante, creo que hay algo extraño en este estudio:
      · Entre los niños con aprendizaje positivo, el 64,5% tenía lateralidad homogénea y el 35,5% lateralidad no homogénea.
      · Entre los niños con aprendizaje negativo, el 44,1% tenía lateralidad homogénea y el 55,8% lateralidad no homogénea.
      El caso es que si sumo el 65,5% de niños con lateralidad homogénea con aprendizaje positivo y el 44,1% de niños con lateralidad homogénea y aprendizaje negativo me sale un 109,6%; y si sumo a los niños con lateralidad no homogénea con aprendizaje positivo y negativo me sale un 91,3%.

  2. febrero 2, 2014 6:30 pm

    Hola, Juan. Tu entrada se cita en este blog al hablar de la lateralidad cruzada y la intervención de los optómetras. Me gustaría saber tu opinión: http://orientapas.blogspot.com.es/2014/01/buzon-del-tuitorientador-8-le-mando-al.html

    Un saludo

  3. Pilar permalink
    abril 30, 2014 9:29 am

    Yo doy fe de que mi hijo tiene lateralidad cruzada (diestro de mano, oido, zurdo de ojo y pierna, y ello le crea problemas de aprendizaje. Tiene problemas de motricidad fina y gruesa, ningún sentido del ritmo, poca memoria temporal, le cuestra mucho aprender algo nuevo, falta de atención y concentración.
    Hemos hecho infinidad de terapias (movimientos rítmicos, optometrista, …) y todavía continua teniendo dificultades prácticamente en todos los ámbitos, porque sigue siendo zurdo de ojo y diestro de mano.
    Nuestro caso es este, desconozco si otras personas tienen lateralidad cruzada y no tienen problemas de aprendizaje o son muy buenos en el deporte.
    Nuestro hijo para aprender cualquier cosa, necesita mucho tiempo más que cualquier otro niño que no tenga este problema.
    No sabemos que más hacer para que pueda superar o al menos paliar este problema.

    Un saludo,

    Pili

    • abril 30, 2014 6:35 pm

      Hola Pili:
      Siento aportar preguntas en lugar de soluciones, pero no es fácil tener idea de cómo ayudar a un niño si no se le conoce bien.
      La primera pregunta que me haría es si se le ha realizado una evaluación general en la que se haya valorado su desarrollo intelectual, lectura, escritura, cálculo, comprensión, etc.
      La segunda es si tal vez las dificultades de tu hijo se parecen a lo que se describe aquí
      http://familiaycole.files.wordpress.com/2011/02/34-el-trastorno-de-aprendizaje-no-verbal.pdf

      Sobre todo sería importante si lo que le cuesta es aprender conceptos (definiciones, vocabulario, fechas,…), le cuesta aprender a hacer cosas (sumar, copiar dibujos), o tiene dificultades con los dos tipos de aprendizajes. En cualquier caso, sería muy importante lo primero, que haya tenido una evaluación que no sólo haya valorado lateralidad y motricidad.

  4. paky-08 permalink
    diciembre 5, 2014 7:25 pm

    hola me llamo paky y tengo lateralidad cruzada , escribo con la derecha y chuto con la izquierda , entiendo que (a pesar de la creencia extendida ) de que oído y ojo también hay que evaluarlo,llego a la conclusión de que es totalmente falso,puesto que las conexiones oculares y auriculares funcionan conjuntamente con ambos hemisferios….tengo la sensación de que se esta extendiendo una creencia errónea deliberadamente con claros intereses económicos y salís pocos profesionales desmintiéndolo. De hecho solo tu y ocularis parecéis honestos sobre este tema….respecto a lo que comenta pilar parece que su hijo tiene lateralidad cruzada porque usa el pie contrario a la mano dominante. puedo decirte que mi hija también es cruzada (ahora ya tiene 24 años) y nunca hemos tenido problemas de escritura,lectura y mucho menos en deportes……mas bien al contrario….destacábamos positivamente en cualquiera de las 3 áreas.por lo tanto estoy segura que el problema de tu hijo no es ese,sino otro que a la vez le provoca esa asimetría……infórmate bien,pero no lo hagas por internet puesto que a mi me ha costado encontrar esta pagina…..la mayoría engañan y todo para sacar dinero….gracias

    • diciembre 6, 2014 5:02 am

      Hola Paky:
      La idea de que hay una relación entre lateralidad y dificultades de aprendizaje es bastante antigua. No sé exacatamente cómo o de dónde surgió, pero me imagino que alguien encontró una relación entre problemas de lectura y problemas de lateralidad (como se ve en la entrada hay estudios en los que aparece esa relación y otros en los que no) y dio el salto mortal de pensar que solucionando el problema de lateralidad se arreglaba el de aprendizaje, que es como decir que hay una relación entre tener gripe y tener fiebre, así que si bajamos la fiebre, el enfermo deja de tener gripe.

      El caso es que la idea tuvo un éxito notable en ambientes educativos y conozco a mucha gente que trabaja en educación y, con buena fe, se adhiere a ella porque es lo que le enseñaron cuando iba a la universidad (otra cuestión es por qué no se han actualizado). También están los promotores de esas “terapias” que unos llaman holistas, otros alternativas, otros controvertidas y otros nos resistimos a llamarlas terapias si no demuestran seriamente sus beneficios. En ese caso han desarrollado una explicación, aparentemente sofisticada, del aprendizaje en la que es clave la comunicación entre los hemisferios cerebrales a través del cuerpo calloso, y la realización de una serie de patrones de movimiento que la favorecen. Son ideas que se remontan, por lo menos a los años 40 y que se mantienen por lo que se llaman “evidencias anecdóticas”, es decir presentar casos en los que los resultados de la intervención fueron positivos y obviar los que no obtuvieron resultados. Lo cierto es que han aportado más bien poco, pero tienen cierto prestigio.

      En realidad, hay mucha gente que trata de dejar las cosas claras, aunque muchos lo hacen de forma más privada. Te has encontrado con esto por casualidad, pero podrían ser otras cosas, te dejo este ejemplo:
      https://clbe.wordpress.com/2014/04/23/sobre-las-intervenciones-para-mejorar-la-lectura/

  5. Agustina permalink
    diciembre 18, 2014 6:48 pm

    Hola, yo tengo lateralidad cruzada, mano y oido derecha y ojo y pie izquierdo; y la verdad estoy terminando mi carrera universitaria y jamas he tenido problema alguno respecto al aprendizaje, además de ello, toco piano y otros instrumentos asi que no veo conexión con la lateralidad cruzada y problemas de aprendizaje.

    Saludos

    • diciembre 18, 2014 7:01 pm

      Hola Agustina, aunque no podemos sacar una conclusión general de un caso particular, no me sorprende lo que cuentas. Gracias.

  6. Olga permalink
    julio 7, 2015 5:49 pm

    Hola, yo tengo dos hijos, mi hija mayor de 9 años con diagnostico de TDHA su principal problema radica en su lenguaje no es fluido y le falta concretar las frases, el punto es que hace poco vi que el hemisferio izquierdo es el que maneja la parte de lenguaje en los diestros, mas sin embargo en los zurdos como lo soy yo la parte del lenguaje esta mas en la parte del hemisferio derecho y una parte en el derecho es como si los dos hemisferios tuvieran la tarea de la parte de lenguaje… tal vez ud sepa si estimulando el hemisferio derecho en el caso de mi hija se podria ayudar a su lenguaje… ella ya ha estado con terapias de todo tipo a avanzado pero aun le falta.. si es muy amable de su contestacion

    • julio 8, 2015 4:41 am

      Hola, Olga. El lenguaje es algo muy complejo. Es cierto que hay algunas regiones del cerebro que se han especializado en algunas partes del lenguaje como la sintaxis (gramática) o la fonología (sonidos del idioma). Pero el lenguaje tiene otras partes, como el vocabulario o la capacidad para ajustarse a la situación, que no están localizadas en una región cerebral concreta, sino que se distribuyen por varias.

      En segundo lugar, no tengo claro que exista una asociación entre la dominancia manual (ser zurdo o diestro) y la situación de las regiones cerebrales especializadas en lenguaje en uno u otro hemisferio. Sobre esto no puedo decir mucho más ya que ni soy neurólogo ni puedo acceder en este momento a información especializada.

      Soy bastante escéptico con respecto a la estimulación del hemisferio derecho. Ni tengo datos que indiquen que puede producir mejoras en el lenguaje ni parece tener sentido que se necesite esa estimulación que ya hace la vida normal con todas las actividades o problemas que requieren su participación.

      Mi recomendación sería hacer una evaluación del lenguaje de la niña, como si fuera un problema independiente del TDAH, evaluando tanto la expresión como la comprensión (y de paso la lectura) para delimitar a qué se debe o qué puntos débiles (articulación, vocabulario, sintaxis, pragmática) pueden explicar esa falta de fluidez. Con esa información sería necesario plantear una intervención centrada en el lenguaje en la que se usen actividades o estrategias que hayan mostrado ser eficaces para conseguir mejoras en las áreas de problema.

  7. gustavo permalink
    agosto 10, 2015 8:08 pm

    hola ,tengo 55 anos y uso la mano derecha para escribir y la pierna izquierda para dominar y patear el balón cuando juego futbol.uso mas el oído y el ojo izquierdo.Supongo que tengo lateralidad cruzada,ademas hago con la mano zurda ciertas cosas que no puedo con la derecha como abotonarme las mangas de las camisas.

  8. Yani permalink
    noviembre 5, 2015 8:40 am

    Buenas, acabo de leer el artículo buscando información sobre mi caso. Yo soy zurda contrariada, pues ya saben que antiguamente obligaban a muchos niños/as a escribir con la mano derecha. Mi gran problema es que mi caligrafía es muy deficiente, los grafemas a menudo los dejo incompletos y soy lenta escribiendo si lo que pretendo es producir una letra legible. No se si el caso de ser zurda contrariada es el motivo principal de esto que expongo, o forma parte del mito. Ahora a mis 24 años empiezo a tener que cronometrarme escribiendo y hacer mejor letra si quiero hacer unas buenas oposiciones sin que me traigan puntuación.

    • noviembre 6, 2015 4:20 am

      Lo que me sorprende es que a finales de los 90 hubiera gente que pensara que había que hacer escribir a todos los niños con la mano derecha. Suerte.

    • paky-08 permalink
      diciembre 19, 2015 6:21 pm

      antiguamente yani no es a principio de los 90…..yo fui a egb al principio de los 80 y nadie corregia a los niños zurdos,quiero decir que jamas se les obligaba a escribir con la derecha….eso ocurria antes de los 70,asi que supongo que el problema ,seria en tu ámbito familiar…..o simplemente eres zurda,pero lo de contrariada no cuadra….infórmate bien….un saludo

  9. Carolina permalink
    diciembre 27, 2015 2:47 pm

    Respeto sus comentarios, sin embargo considero que la neuropsicología educativa tiene bases sólidas para el diagnostico (por medio de test) y tratamiento (programas de intervención para la mejora de la lateralidad) de todos los tipos de lateralidad (las cuales no son patologías) es decir ser diestro, zurdo, ambidextro o contrariado no implica problemas de aprendizaje pero si afectan el rendimiento escolar lo cual en ocasiones conlleva al fracaso escolar.

    • diciembre 27, 2015 6:13 pm

      Estimada Carolina:
      En el caso que comento (y aporto datos sobre los que hacer los comentarios)
      1. Que la mayor parte de los niños con TDAH tiene su lateralidad bien definida
      2. Que la asociación entre problemas de lateralidad y dificultades de aprendizaje es discutible (uno puede elegir estudios en los que se encuentra esa asociación o elegir estudios en los que no se encuentra, hay de todo. Yo espero a que alguien sintetize todas las investigaciones).
      3. Que los programas de intervención en lateralidad no han mostrado producir efectos positivos en el aprendizaje. Sobre eso no sé si aporto datos, pero algo se puede encontrar aquí https://clbe.wordpress.com/2011/05/25/sobre-entrenamiento-perceptivo-motor-integracion-sensorial-y-lentes-de-colorines-1/

  10. zurda diestra permalink
    enero 28, 2016 12:33 pm

    Buenas, hace mucho tiempo del artículo… pero quería aportar mi grano de arena. Descubrí que tenía lateralidad cruzada al acudir a una psicóloga que era orientadora profesional cuando tenía 18 años porque no sabía qué estudiar… y allí descubrí el por qué de muchas cosas.

    Aunque siempre destaqué en mis estudios en mi caso había palabras que no recordaba completamente… tengo memoria fotográfica y quizás recuerdo que una palabra tiene 6 letras y empieza por R pero no recuerdo la tercera y quinta letras jejeje. Me ayudó estudiar con esquemas y colores como me sugirió. También puedo escribir escritura en espejo de forma natural con la derecha sin esforzarme, me sale solo.

    También he tenido muuuuuuuuuchos problemas de orientación espacial, vamos que me pierdo por ejemplo dentro de las casas y en mi propia calle, nunca entendí por qué y la gente no podía creer cómo después de ir durante dos años a la universidad cada dia me pudiera perder por el camino…

    Ahora con 30 años llevo un año escribiendo con la zurda y he mejorado notablemente en muchos aspectos, incluida la orientación y la toma de decisiones (siempre me ha causado mucho estrés decidir desde con qué boli escribir hasta qué desayunar). Me lo aconsejó la psicóloga hace muchos años y no lo hice porque pensé que sería una perdida de tiempo aprender a escribir con la izquierda de nuevo… pero con un año simplemente usando la izquierda sin practicar ya escribo perfectamente y he mejorado mucho en muchos ámbitos.

    En mi caso soy zurda para casi todo, mi abuela me obligó a escribir con la derecha. De pequeña fingía lesiones en la mano derecha para que me dejaran escribir con la izquierda… quizás eso también influya y lo negativo no sea la lateralidad cruzada en si (si se da de forma natural) sinó la lateralidad cruzada forzada por agentes externos.

    Un saludo.

  11. Paky08 permalink
    febrero 25, 2016 9:50 am

    Enhorabuena… Mi agradecimiento por tan buen artículo… Ya es hora de desenmascarar a tanto aprovechado…. Siempre he puesto en duda los estudios de literalidad que incluyen ojo y oído … Puesto que tengo literalidad cruzada manual y podal y no encuentro sentido a nada de lo que dicen la mayoría de foros sobre el tema… Dislexia, thda etc… No es cierto… Puesto que mi hija es como yo y tampoco se corresponde…más bien tengo la sensación que se han montado un negocio con un tema de personas escasas…. ( por lo tanto no había negocio) … Y han añadido ojo oído para meter a todo el mundo como padeced or de literalidad cruzada… Eso es vergonzoso… Pues cualquiera que no sabe de qué va, un ciudadano de a pie, se lo puede creer… Pero no así gente profesional que sabe perfectamente que están engañando a la gente…. Gracias otra vez por tu profesionalidad…. Paky

    • febrero 25, 2016 4:28 pm

      Hola Paky: la verdad es que he conocido a unos cuantos profesionales que creen de buena fe que los problemas de lateralidad son la causa o un indicador de las dificultades de aprendizaje. Quizá sea por que se lo enseñaron así y no se han preocupado de contrastar la validez de esas ideas o porque se han centrado en los datos que indican que existen esas relaciones, sin tener en cuenta los datos que indican que no existen..

  12. Andrea permalink
    marzo 7, 2016 8:19 am

    Del único término del que se abusa es el de TDAH, con esa nueva moda de etiquetarlo todo.
    No todos los casos de lateralidad cruzada son iguales, y no en todos los casos dan problemas de aprendizaje, pero en algunos sí.
    Y se puede asociar claramente a ello.
    También se abusa de los porcentajes de los estudios; con un sólo paciente afectado el problema ya existe.

    • marzo 7, 2016 7:47 pm

      Hola Andrea:
      ¿Es posible predecir qué personas con lateralidad cruzada van a tener problemas de aprendizaje y cuáles no? Que algunos tengan dificultades de aprendizaje es tan poco sorprendente como que algunos pelirrojos las tengan. Si la proporción de pelirrojos (o personas con lateralidad cruzada) con problemas de aprendizaje es similar a la de morenos (o personas con lateralidad homogénea) con dificultades de aprendizaje, probablemente no nos sirva de mucho mirar el color del pelo.

  13. kren permalink
    abril 21, 2016 3:45 pm

    hola yo tengo 19 años y desde siempre me pasa que soy diestra de mano(aunque uso la mano izquierda para comer, abrir botellas y otras cosas) , zurda de pie, mi ojo dominante es el izquierdo, suelo escuchar mejor con el oído derecho. De niña siempre tuve problemas de escritura y lectura pero era buena en calculo. Yo tendría literalidad cruzada?

    • abril 22, 2016 3:56 am

      Hola Kren. Para determinar la lateralización conviene hacer algún tipo de prueba. Por lo que sé no tiene mucho sentido hablar de lateralidad del ojo o del oído y, sobre todo, es algo que tiene escasa relación con las dificultades de aprendizaje.

  14. Marías permalink
    septiembre 18, 2016 9:48 pm

    Hola, mi hija adoptiva (específico por si esto tiene algo que ver) escribe con la mano izquierda, se peina etc, pero juega a tenis con la derecha, al baloncesto o corta con tijeras con la derecha, usa su pierna izquierda para montar en patinete por ejemplo pero en otras ocasiones usa la derecha. Veo que le cuesta mucho trabajo expresarse y suele contestar no sé por ejemplo para evitar dar explicaciones. Ya tiene 12 años y no sé si esto le puede causar problemas, sí que noto que le cuesta más que a otros niños aprender y memorizar. No sé porque usa tanto las manos como los pies según para que de forma distinta, es un problema o debo dejarlo pasar?. Gracias

    • septiembre 19, 2016 3:55 am

      Hola Marías:
      Que la niña tenga dificultades para aprender y memorizar o que evite dar respuestas elaboradas (por falta de competencia para expresarse o por timidez) sí que pueden ser problemas a tener en cuenta, especialmente si le producen limitaciones en su vida.
      El usar una mano o la otra o una pierna o la otra no parece haberle impedido peinarse, jugar a tenis, a baloncesto o montar en patinete, así que no parece algo relevante. Sobre todo, hay que tener en cuenta que probablemente lo uno (las dificultades de expresión y aprendizaje) no tienen nada que ver con lo otro (la lateralidad poco definida).

      • Marías permalink
        septiembre 19, 2016 1:08 pm

        Gracias, aunque le cuesta un poco aprender su nota media de 6 de primaria fue de 8, eso sí con esfuerzo No sé si en un futuro será más problemático cuando sea más complicados los estudios pero por ahora no es determinante. Simplemente creía que no tener clara su lateralidad le crease problemas en el futuro. Y como es más bien reservada no sé muy bien si es tímida y por eso se explica con dificultad o es algún otro problema que no sé cuál podría ser

      • septiembre 20, 2016 3:52 am

        Creo que puedes estar tranquila. No conozco razones para pensar que los problemas que pudiera tener más adelante sean debidos a la falta de definición de la lateralidad.

  15. Marías permalink
    septiembre 23, 2016 2:49 pm

    Muchas gracias por tu respuesta

  16. Veronica permalink
    marzo 23, 2017 10:28 am

    Hola,
    Estamos en un proceso de análisis de mi hija pequeña, 8 años, a priori aún no está terminado y nos comentan la posibilidad de una lateralidad cruzada, me identifico con el post de Marías, mi hija ante determinadas preguntas la respuesta mayoritaria es “no se” aunque lo sepa, yo pienso que es un tema de inseguridad, su ciclo de aprendizaje es largo y asociado a mucho esfuerzo, va sacando los cursos, y en ocasiones demuestra habilidad a para memorizar, calcular, comprender, y en otra está en el extremo opuesto.

    Me gustaría saber, si las posibles terapias, ya nos han hablado de un optometrista, ayudará o no a mejorar, perdonad mi ignorancia, no sé que todavía.

    La literalidad cruzada puede suponer algún freno en algo en el futuro?, es Fermin ate en positivo o en negativo en algo?, supone algún tipo de adaptación curricular?, requiere de pautas constantes en algo?.

    Disculpad, pero ahora mismo estamos confundidos y no sabemos muy bien a que. Os enfrentamos, y la verdad es que leer en página y páginas, tampoco me ha ayudado mucho, hasta que he dado con este foro donde leo, al menos, percepciones y sentimientos compartidos.

    Gracias!

    • marzo 24, 2017 4:36 am

      Hola Verónica.
      Con los datos que tenemos por ahora:
      1. No hay razones para pensar que la lateralidad cruzada produzca problemas de aprendizaje.
      2. Cambiar la lateralidad (si es que eso es posible) no mejora el aprendizaje.
      Si tu hija está teniendo dificultades quizá convendría explorar otras cosas: capacidad intelectual, habilidad de lectura, vocabulario, atención, memoria…

      • Eli permalink
        marzo 24, 2017 10:47 am

        En mi caso cambiar la lateralidad me ha ayudado notablemente. No sé si hay muchos estudios sobre gente que ha cambiado su lateralidad. Ya llevo 3 años siendo zurda como debería haber sido toda mi vida y he podido desarrollar la percepción espacio-temporal que me faltaba. No creí que fuera a pasar esto… ya me lo recomendaron hace 15 años pero pensé que era una chorrada.
        Hay gente que cuando ve como puedo llegar a los sitios o llegar con un mapa a alguna parte no me reconoce!!!! Me perdía dentro de las casas de conocidos y ahora puedo moverme sin miedo!!!
        También he visto que tomo decisiones, antes siempre decía “no se” como comentan… de hecho me diagnosticaron la lateralidad en un orientador profesional porque no sabía qué estudiar.
        En mi caso no tuve problemas de aprendizaje, más bien al contrario, nunca necesité esforzarme en los estudios (y eso que hice ingeniería de telecomunicaciones) pero no creo que esté relacionado con la lateralidad.
        Saludos.

      • marzo 25, 2017 4:31 am

        Hola Eli. Me alegro de que disfrutes con estas mejoras en tu orientación. En realidad no es un cambio en la lateralidad, sino pasar a hacer con la mano izquierda cosas que habías aprendido a hacer con la derecha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: