Skip to content

Webs sobre TDAH para profesores en Eduforics

septiembre 27, 2016

El portal educativo Eduforics ha publicado una selección de 10 páginas web sobre TDAH para profesores realizada por Mikel y por mí. Las diez páginas seleccionadas se pueden ver en el enlace y también se describe brevemente el procedimiento que seguimos para hacer la selección.

eduforics

En primer lugar hicimos una búsqueda de webs que mencionasen el TDAH en su página principal, estuvieran escritas en alguna lengua oficial española, y tuvieran contenido destinado a profesores. En la búsqueda partimos de las webs que ya conocíamos. Hicimos varias búsquedas en google combinando “TDAH” con “profesores”, “escuela” o “alumnos”, en las distintas lenguas españolas. En tercer lugar, revisamos las webs que aparecen en la bibliografía de los distintos protocolos o políticas sobre atención al TDAH de las comunidades españolas y, por último, revisamos los enlaces de todas las webs que íbamos localizando.

En este enlace se pueden ver las 56 páginas que localizamos de esa forma, ordenadas según los puntos que obtuvieron en el proceso de valoración.

scoop

Para la valoración establecimos unos criterios de modo que a cada página se le concedían puntos si especificaba a sus autores y promotores, estaba más o menos actualizada, estaba destinada específicamente a profesores o contenía una sección para profesores, fundamentaba sus contenidos con referencias a trabajos académicos o de investigación, ofrecía contenidos útiles para el profesorado y por la cantidad de entradas útiles para el profesorado (recursos, programas, estrategias…).

Cada uno de los dos hizo su valoración y la pusimos en común. No calculamos el grado de acuerdo porque nuestro objetivo no era una aplicación de los criterios que nos llevase a un resultado idéntico, sino que preferimos intentar reflejar las diferencias de intereses y criterios que pueden tener los profesores. No obstante, los resultados que obtuvimos fueron bastante similares. Finalmente, valoramos las páginas sumando los puntos que obtenían en las dos valoraciones.

¿Qué nos ha llamado la atención?

Tras analizar tranquilamente estas webs, hemos percibido algunas cosas que nos han llamado la atención y que comparto aquí:

  1. Pocas webs realizadas por profesores: más de la mitad de las páginas localizadas están promovidas por asociaciones y fundaciones de TDAH. Son escasas las webs promovidas por las administraciones educativas (2) o de profesores o pedagogos (4). Por comparar, encontramos 7 páginas de profesionales de la salud (médicos o psicólogos) y 3 de compañías farmacéuticas.
  2. Pocos recursos para el aula: la mayor parte de la información destinada al profesorado era sobre aspectos generales relacionados con el TDAH y sobre ofertas de formación (cursos o jornadas). Encontramos muy pocos recursos concretos para el aula (actividades, programas, estrategias detalladas o materiales). Probablemente esto tenga relación con lo anterior. ¿Quién estamos esperando que prepare recursos didácticos para el alumnado con TDAH si no lo hacemos los profesores? O quizá, los profesores encuentran esos recursos en webs generalistas de educación. Tristemente, algunas de las páginas con mejores recursos para el profesorado (Recursos educativos para el alumnado con TDAH y Adaptación curricular TDAH) han dejado de actualizarse.
  3. Hay un claro predominio español: no excluimos webs de otros países, siempre que estuvieran escritas en español, así que resulta sorprendente lo escasamente representados que están los países americanos: una página peruana, dos argentinas y otra estadounidense, con una sección de información en español. ¿Por qué en España hay una notable proliferación de asociaciones y fundaciones de TDAH que no se percibe en otros países hispanoamericanos? Una interesante pregunta que no sabemos responder.

Uso de marihuana para el TDAH

septiembre 20, 2016

Hay temas sobre los que es incómodo escribir y este podría ser uno de ellos, pero me ha parecido un tema interesante.

Centrando el asunto, voy a hablar sobre un estudio realizado por varios investigadores de la Duke University de Carolina del Norte. El título del trabajo se podría traducir más o menos así: “Yo utilizo hierba para mi TDAH”: un análisis cualitativo de discusiones en foros online acerca del uso del cannabis y el TDAH. El título ya nos da una idea de lo que se puede encontrar aquí y también nos indica lo que no vamos a encontrar. El objetivo de este trabajo no es proporcionar datos empíricos acerca de si el consumo de marihuana puede ser beneficioso o no para reducir los síntomas del TDAH y tampoco es su objetivo ofrecer datos sobre las diferencias en el consumo de marihuana realizado por personas con TDAH en comparación con personas sin TDAH, o contrastando distintos grupos entre la gente con TDAH. Eso sí, aunque no sean el objetivo de este trabajo, estos temas se tratan en él para introducir el estudio.

Algunos datos sobre TDAH y uso de cannabis

Según la información recogida en la introducción, el consumo de cannabis es mayor entre las personas con TDAH y también es mayor el riesgo de entrar en situaciones de abuso o adicción. Por otra parte en grupos de personas diagnosticada de trastorno por uso de cannabis, entre un 33% y un 38% parecen cumplir los criterios para el diagnóstico del TDAH.

Los autores del artículo presentan una larga lista de efectos negativos del consumo de cannabis, pero son especialmente relevantes algunos efectos que podrían aumentar las consecuencias negativas del TDAH, por ejemplo, entre los efectos inmediatos mencionan: bajo rendimiento de la memoria a corto plazo, dificultades de coordinación motriz o percepción alterada, que se relacionan con riesgo de accidentes de tráfico. Entre los efectos a largo plazo se encuentran la disminución del rendimiento escolar, o en habilidades neurocognitivas como la memoria, la atención o la inhibición. Estos efectos del uso del cannabis coinciden con manifestaciones descritas con frecuencia en personas con TDAH (sin necesidad de que consuman cannabis) y algunos parecen ser aditivos, es decir, que si el TDAH produce bajo rendimiento en tareas de tipo neurocognitivo, el uso de cannabis disminuye aún más ese rendimiento. A pesar de eso, encuentran que existe una percepción popular de que el cannabis puede ser útil para el tratamiento del TDAH.

El estudio

Internet puede ser un reflejo de las tendencias actuales en el uso de sustancias. Los grupos de personas con problemas psiquiátricos y que realizan consumo de sustancias utilizan habitualmente los foros de internet como fuente de información para tomar decisiones sobre su salud. El anonimato de esta forma de comunicación es uno de los factores de favorece su uso.

Tras localizar 268 hilos o conversaciones de foro en las que se trataba sobre el uso del cannabis en personas con TDAH, los autores seleccionaron 55 al azar. En esos hilos había un total de 964 intervenciones, que fueron analizadas. En 401  de las interveciones se mostraba una postura acerca del uso de cannabis.

Los resultados

Los resultados que ofrece esta investigación son los porcentajes de intervenciones en los que se muestra un tipo de postura acerca del cannabis. Son tan interesantes que copio la distribución que aparece en el artículo:

  • Impacto del cannabis en el TDAH o síntomas del TDAH:
    · Es terapéutico: 25%
    · Es nocivo: 8%
    · Es terapéutico y nocivo: 5%
    · No produce efectos: 2%
  • Impacto en el estado de ánimo
    · Es terapéutico: 14%
    · Es nocivo: 13%
    · Es terapéutico y nocivo: 3%
  • Impacto en otros problemas psiquiátricos:
    · Es terapéutico: 10%
    · Es nocivo: 8%
    · Es terapéutico y nocivo: 1%
  • Impacto en cuestiones de la vida diaria (por ejemplo, el sueño)
    · Es terapéutico: 11%
    · Es nocivo: 7%
    · Es terapéutico y nocivo: 4%
  • Comentarios sobre el cannabis como medicamento
    · Es más eficaz que otros medicamentos para el TDAH: 5%
    · Es menos eficaz que otros medicamentos para el TDAH: 3%
    · Referencias al cannabis como medicamento o como vetado por las compañías médicas: 15%

(En el último punto no estoy seguro de haber traducido correctamente el término “sanctioned” que he interpretado como “vetado”, pero que tiene otros significados).

Según estos resultados la postura que se muestra en estos foros es favorable al uso del cannabis como intervención para el TDAH, sin que haya datos científicos que avalen sus beneficios y sí estudios que encuentran efectos negativos que podrían intensificar los que el TDAH ya tiene de por sí.

Algo que es muy importante tener en cuenta en este estudio es que, por la forma de recoger la información, las personas que manifestaban sus posturas eran anónimas, de modo que no es posible saber si se trataba de personas con TDAH o no.

 

 

Mindfulness para el TDAH, ayer y hoy

septiembre 13, 2016

El mindfulness o conciencia plena es una actitud de prestar atención al presente, percibiendo el entorno, las sensaciones corporales, emociones y pensamientos, aceptándolos sin juzgarlos. Se suele considerar que es una adaptación de técnicas de meditación, omitiendo de ellas cualquier componente religioso.

En 2013 publiqué una entrada titulada El mindfulness, ¿nuevo tratamiento de moda? en la que revisaba la investigación acerca de la eficacia de esta técnica en el tratamiento del TDAH, pero vuelvo sobre este tema porque recientemente se ha publicado un artículo titulado Entrenamiento en minduflness para pacientes con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH): una revisión descriptiva. Al verlo, he sentido la curiosidad por comparar mi pequeña revisión y esta, realizada por cinco personas que trabajan en el Instituto de Neuropsiquiatría del Hospital del Mar de Barcelona.

En mi entrada, yo comenté cuatro investigaciones sobre los resultados del tratamiento con técnica de mindfulness a personas con TDAH. La revisión publicada en Revista de Psicoterapia localizó siete investigaciones. Coincidimos en tres de las investigaciones ya que una de las cuatro que cito yo no la consideran ellos, por ser un estudio de caso único, y las cuatro que citan ellos y yo no se publicaron en 2013 o posteriormente, de manera que no estaban disponibles cuando hice mi revisión.

Foto de Ion Chibzil

Son especialmente interesantes esos cuatro estudios que se han realizado recientemente. En el de Mitchell et al. (2013) se comparó el efecto del entrenamiento en 11 adultos con TDAH, con el de 9 personas no tratadas. En este estudio se encontraron efectos positivos grandes en las medidas de autovaloración de los síntomas del TDAH, pero no se encontraron diferencias en las medidas objetivas de función ejecutiva.

Schoenberg et al. (2014) compararon los resultados de 26 adultos con TDAH que siguieron un programa de mindfulness con el de 24 que no lo realizaron. En los participantes que realizaron la intervención se identificó una mayor amplitud en algunos potenciales evocados (un tipo de medida de la actividad eléctrica del cerebro) relacionados con el procesamiento de errores y la inhibición, mejor rendimiento en una tarea CPT (test de atención continua) y una disminución de los síntomas del TDAH en un cuestionario de auto-informe.

Edel et al. (2014) compararon dos intervenciones. El programa de mindfulness fue realizado por 39 adultos y sus resultados se compararon con los de 52 participantes que recibieron una intervención para la mejora de habilidades basada en la terapia conductual dialéctica. No se encontraron diferencias en la reducción de síntomas del TDAH en ambos grupos, aunque los autores señalan que en el grupo de mindfulness fueron mayor la proporción de participantes que experimentaron una disminución del 30% o más de los síntomas del TDAH.

Por último, Bueno et al. (2015) compraron los resultados de un grupo de 29 adultos (21 con TDAH y 8 sin TDAH) que recibió un programa de mindfulness, con los resultados de otro grupo de 31 adultos (22 con TDAH y 9 sin TDAH). En este caso, el grupo que recibió el tratamiento experimentó mejoras en síntomas de problemas emocionales, calidad de vida, atención sostenida y control ejecutivo.

Comentario

Me gustaría señalar una serie de características que tiene este grupo de investigaciones:

  1. En tres de las cuatro se encuentra algún efecto beneficioso de los tratamientos basados en mindfulness para el TDAH. Si tenemos en cuenta las investigaciones localizadas en la entrada de 2013, se puede considerar que, generalmente, las infestigaciones encuentran efectos positivos, aunque no de forma unánime.
  2. Estos estudios se han realizado con adultos con TDAH. Hay que tener en cuenta que en los estudios identificados anteriormente también era característica la participación de adultos. En dos estudios, participaban con sus hijos, en otro el entrenamiento se dirigía a niños y adolescentes y sólo había una investigación sin participantes adultos.
  3. Buena parte de las mejoras encontradas se identifican en cuestionarios de autoinforme, sin embargo, también se encuentran mejoras en medidas más objetivas (pruebas de atención o de función ejecutiva).
  4. Ocasionalmente se documentan mejoras en áreas distintas a los síntomas del TDAH (por ejemplo, mejora en la calidad de vida).
  5. En los cuatro estudios, las mejoras se encuentran a corto plazo, tras concluir la intervención. No hay información acerca de si esas mejoras se mantienen posteriormente. Solo una investigación (citada en la revisión de 2013) ha hecho un seguimiento de los efectos de la intervención, encontrando que las mejoras eran más notables 8 semanas después de concluir la intervención, pero que no se apreciaban a las 16 semanas.

 

TDAH y ruido blanco

septiembre 6, 2016

Hay algunos tipos de ruido especiales. El ruido blanco es un sonido que contiene todas las frecuencias con la misma potencia, es algo similar a lo que se oye en una cascada, cuando la radio no sintoniza ninguna emisora o en un secador de pelo. Existen otros ruidos especiales, como el rosa o el marrón, pero esos no nos interesan ahora.

Entre los efectos del ruido blanco, encontramos la capacidad que tienen para enmascarar otros sonidos y que parece favorecer la relajación y el sueño.

Ruido blanco y TDAH

Hace años que se piensa que se piensa que la presencia de ruido blanco mejora el rendimiento cognitivo de las personas con TDAH. De hecho es algo que incluimos en 2009 entre las posibles estrategias en nuestro libro Alumnos distraidos, inquietos e impulsivos.

Algunos estudios han relacionado el ruido blanco con:

Otros sonidos, como el habla, parecen empeorar el rendimiento de los alumnos con TDAH en tareas de cálculo o de identificación del orden alfabético,  son más ineficaces que el ruido blanco para mejorar la lectura y la escritura o hacen que los alumnos perciban las tareas como más difíciles.

Representación gráfica de un ruido blanco

Los investigadores suecos Sikström y Söderlund han desarrollado un modelo explicativo, según el cual existe una interacción entre el nivel de ruido y el de dopamina, de modo que una presencia moderada de ruido, que normalmente dificultaría el rendimiento, produce mejoras en personas con niveles bajos de dopamina. En un trabajo reciente en el que aparece Söderlund como autor se ha confirmado la adecuación del modelo, pero se ha cuestionado la implicación de la dopamina en el efecto del ruido blanco.

Hay que tener en cuenta que las mejoras que produce el ruido blanco se han detectado en situaciones experimentales de laboratorio, muy controladas, que se parecen poco a la situación de un aula real. Existe un estudio de caso en el que un alumno con TDAH mejoró su implicación en el trabajo de aula escuchando ruido blanco a través de unos auriculares. Las mejoras se observaron tanto cuando el niño no seguía tratamiento con fármacos estimulantes como cuando sí lo hacía.

Los problemas de escritura de los alumnos con TDAH

agosto 30, 2016

El pasado mes de mayo ya indiqué que las dificultades de escritura en el TDAH son un problema poco conocido. Pero eso no quiere decir que sea un problema infrecuente o leve. Al contrario, se acaba de publicar un meta-análisis que indica que los alumnos con TDAH, como grupo, tienen un rendimiento bajo en escritura, que sus dificultades afectan a distintas partes del proceso de escritura y que la diferencia con los compañeros sin TDAH es moderada.

El meta-análisis

El gran experto en escritura Steve Graham, Evan Fishman, Robert Reid y Michael Herbert localizaron 46 investigaciones en las que se comparaban aspectos de la escritura de alumnos de primaria, secundaria o bachillerato con TDAH con compañeros de la misma edad sin TDAH. Solo se seleccionaron estudios en los que la lengua de trabajo era el inglés.

En todos los aspectos de la escritura que se medían en esas investigaciones los alumnos con TDAH obtuvieron un rendimiento más bajo que sus compañeros sin TDAH. A continuación menciono cuáles son esas diferencias, medidas como tamaño del efecto. Hay que tener en cuenta que un tamaño del efecto entre 0,50 y 0,80 se considera mediano o moderado. Como referencia, John Hattie considera que la enseñanza que habitualmente dan los profesores en un curso escolar produce una mejora que estaría entre 0,20 y 0,40.

  • Valoración global: -0,78.
  • Extensión de los escritos: -0,64.
  • Presencia de elementos clave (personajes, escenario…): -0,69.
  • Vocabulario: -0,76.
  • Corrección de las oraciones: -0,71.
  • Caligrafía: -0,62.
  • Transcripción y ortografía: -0,80.
  • Legibilidad: -0,79.
  • Fluidez en la escritura: -0,60.

Los autores concluyen que para los alumnos con TDAH, como colectivo, la escritura es una actividad más difícil que para sus compañeros.

 

 

Intervención en matemáticas mediante RDI

agosto 23, 2016

La RDI es la representación dinámica integrada. Se trata de una herramienta informática que tiene tres componentes: comprensión fragmentada, representación fragmentada e integración de las representaciones. La forma de concretar esto es que, tras seleccionar la información relevante de un problema, los conceptos clave se presentan asociados a dibujos, los datos numéricos se enmarcan en cuadrados y los verbos se representan mediante pictogramas. También se representan los enlaces, como uniones (sumas) e intersecciones (restas) y, por último, se representan los interrogantes.

El programa RDI tiene varios bloques para trabajar la suma sin llevadas, la suma con llevadas, la resta sin llevadas y sumas y restas combinadas y permite que el alumno construya la representación gráfica del problema a partir del enunciado y el proceso inverso: que reconstruya el enunciado a partir de la representación gráfica.

Se cita como primera fuente del programa, donde aparece descrito detalladamente el libro Prácticas de psicología de la educación, que no he podido consultar. El programa RDI ha sido probado con niños de 6 a 8 años obteniendo resultados positivos en varias habiliades matemáticas.

Pero el estudio que nos interesa más es uno que se ha publicado recientemente, realizado con alumnado de 6 a 9 años con TDAH y con dificultades de aprendizaje de las matemáticas. Este estudio ha sido realizado por Paloma González-Castro, Marisol Cueli, Débora Areces y Celestino Rodríguez, de la Universidad de Oviedo, junto con Georgios Sideris, de la Escuela de Medicina de Harvard.

En él se compararon tres grupos: 72 alumnos con TDAH, 82 con dificultades de aprendizaje de las matemáticas y 62 con ambos problemas. Los tres grupos mejoraron significativamente en todas las habilidades matemáticas evaluadas, aunque hay que tener en cuenta que al no haber un grupo de control sin intervención, las mejoras pueden estar sobrestimadas. Las mayores mejoras se encontraron en el grupo con dificultades de aprendizaje de las matemáticas.

Es interesante consultar directamente el artículo que estoy comentando porque incluye algunas capturas de pantalla del programa que ilustran muy bien cómo se trabaja con él. Desafortunadamente, no puedo incluirlas aquí porque tienen derechos de autor.

¿Y si escolarizamos al alumno con TDAH un año más tarde?

agosto 16, 2016

Actualmente el TDAH está considerado un trastorno del neurodesarrollo. Los alumnos con TDAH tienen a tener un comportamiento infantil o inmaduro. Los síntomas del TDAH no son comportamientos extraños, sino que lo que los caracteriza es su intensidad, su frecuencia o que resultan inapropiados para la edad del alumno, es decir, no llamarían la atención entre niños de menor edad.

Con esta perspectiva, hay quien se ha preguntado si la evolución de los alumnos con TDAH no sería más positiva estando escolarizado en un curso inferior al que le correspondería por edad. Es evidente que esta medida sólo se podría plantear en aquellos casos en los que el TDAH se ha detectado de forma muy temprana. Teniendo en cuenta que posiblemente (apenas hay datos sobre esto en nuestro entorno) los alumnos con TDAH tienen más probabilidades de repetir curso que sus compañeros sin TDAH, la escolarización en un curso inferior al correspondiente por edad sería una alternativa en la que se evitaría la sensación de fracaso y de pérdida de compañeros. Pero claro, no todos los alumnos con TDAH repiten curso y predecir el futuro es bastante aventurado.

El redshirting

El redshirting consiste en retrasar un año la entrada en la educación infantil de un niño, con el objetivo de que comience la escolarización con mayor desarrollo intelectual, emocional, social o físico. El término proviene del deporte universitario y, originalmente, describía el hecho de retrasar un año la participación en competiciones, de forma que un deportista universitario, en lugar de competir durante cuatro temporadas, dedicaba una temporada a la preparación y cuatro a la competición. Al parecer, en algún caso, estos deportistas utilizaban una camiseta roja sin número, en luga de la camiseta oficial del equipo.

Imagen de womenonthefence.com

En España esta medida puede sonar extraña ya que la demora en el inicio de la escolaridad obligatoria (que es el primer curso de primaria) es una medida que solo se aplica en pocos casos y necesita ser autorizada por la adminstración educativa. En cambio, en otros países, parece haber más flexibilidad en el inicio de la escolarización. En Estados Unidos hay datos que indican que, entre 1993 y 1995 el 9% de los alumnos inició con un retraso la educación infantil. Otros datos más recientes sitúan este porcentaje en torno al 3,5% del alumnado.

Efectos del redshirting en el TDAH

Lucy Barnard-Brak, Tara Stevens y Evan Albright, son investigadores de la Universidad Tecnológica de Texas y han realizado un estudio sobre los efectos del redshirting en el rendimiento académico de los alumnos con TDAH.

Lo que hicieron fue analizar los datos de un estudio longitudinal en el que se ha seguido a 21 409 alumnos desde su entrada en la educación infantil. 1057 de ellos han recibido un diagnóstico de TDAH. Se analizaron datos sobre su rendimiento en lectura y matemáticas hasta el 2º curso de educación secundaria.

El retraso del inicio de la escolarización se hizo con el 9% de los alumnos con TDAH y con el 7% de los alumnos sin TDAH. Esta medida no produjo ningún efecto apreciable en el rendimiento en lectura y se asoció con una pequeña mejora en matemáticas. Esta mejora en matemáticas se detectó en los alumnos que habían demorado su escolarización y que no seguían tratamiento farmacológico para el TDAH. Entre los que seguían tratamiento farmacológico, el efecto del redshirting en el rendimiento en matemáticas fue negativo. Evidentemente, este dato podría reflejar que los alumnos con TDAH que reciben tratamientos farmacológicos son los que tienen los síntomas más intensos del trastorno.

En resumen, los autores consideran que los datos analizados indican que el redshirting es más frecuente entre los niños con TDAH, pero que su empleo no produce mejoras académicas sustanciales a largo plazo.