Skip to content

Adaptaciones de aula para alumnos con TDAH

marzo 3, 2015

Vuelvo a escribir sobre estas adaptaciones, a las que también se llama acomodaciones, adaptaciones metodológicas o adaptaciones no significativas. El motivo es que he encontrado una pequeña lista de adaptaciones con un origen interesante, ya que asegura estar basada en un estudio etnográfico de diez distritos escolares en el que más de 500 profesores respondieron a la siguiente pregunta:

¿Qué opinan los profesores que ayuda a los alumnos con déficit de atención a tener éxito en el colegio?

Annick Vincent nos ofrece una lista con las propuestas en las que hubo mayor acuerdo, pero no fue ella la autora del estudio. La información proviene de Bonita Blazer. Creo que, concretamente, de su artículo Developing 504 School Accommodations. A su vez, ese artículo parece estar emparentado con un libro que tiene el mismo título, publicado en 1990 por Bonita Blazer y Mary Ann Ager.

El número 504 que aparece en el título no se refiere a que haya 504 adaptaciones distintas (a nosotros ya nos costó un triunfo encontrar 300 posibilidades), sino a la sección 504 de la Ley de Rehabilitación de 1973, que obligaba a las escuelas públicas a proporcionar esas adaptaciones al alumnado con déficit de atención o con hiperactividad.

Las adaptaciones

Aunque la lista de Vincent tiene una presentación más atractiva, no sigue fielmente la propuesta original, así que traduzco aquí la lista de acomodaciones de Blazer. Pongo entre paréntesis mis comentarios y aportaciones, para que se distinga bien el original de las modificaciones.

ADAPTACIONES DE TIPO FÍSICO

Proporcionar un entorno estructurado

  • Poner un horario en la pizarra.
  • Exponer las reglas de clase.
  • Sentar al alumno en un lugar preferente: cerca del profesor, con compañeros trabajadores y lejos de distracciones.
  • Organizar el lugar de trabajo.
  • Utilizar códigos de colores (para los libros, cuadernos y archivadores).

Proporcionar un lugar privado de trabajo

  • Disponer un lugar tranquilo para el estudio.
  • Tener un puesto (mesa y silla) extra.
  • Tener un lugar donde poder trabajar de pie.
  • Tener un lugar para el “tiempo fuera”.

Establecer lugares de trabajo:

  • Rincón de lectura.
  • Rincón para escuchar.
  • Rincón para actividades manipulativas.

ADAPTACIONES DE LA ENSEÑANZA

Repetir y hacer más sencillas las instrucciones

  • Hacer que las instrucciones orales sean directas y simples.
  • Dar ejemplos.
  • Pedir, cuando sea posible, al alumno que repita lo que se le ha indicado.
  • Establecer contacto ocular.
  • Hacer demostraciones (dar ejemplos de cómo se hacen los ejercicios o tareas).

Proporcionar instrucciones escritas

  • En la pizarra.
  • En las fichas de trabajo.
  • Copiadas en el cuaderno por el alumno y firmadas por el profesor.

Personalizar la tarea para casa

  • Reducir la cantidad de trabajo.
  • Dividir los trabajos a medio o largo plazo en una serie de tareas pequeñas y manejables.
  • Permitir un tiempo limitado de demora en la entrega sin penalizar al alumno durante el mismo.
  • Ofertar tareas alternativas.
  • Hacer que el alumno tenga en casa un juego extra de libros de texto.

Utilizar ayudas tecnológicas

  • Grabadoras (recuerden que esto se publica en 1990 y se refiere a las grabadoras de cinta).
  • Grabar las lecciones y las tareas.
  • Ordenadores.
  • Material manipulativo multisensorial.

Modificaciones en la evaluación

  • Área libre de distracciones (para realizar las pruebas de evaluación).
  • Tiempo extra.

ADAPTACIONES PARA EL COMPORTAMIENTO

Uso del refuerzo positivo

  • Refuerzo positivo oral o escrito.
  • Incentivos y sistemas de recompensa.
  • Dar tareas que puedan ser terminadas.
  • Señales privadas.
  • Situaciones de juego de rol.
  • Tiempo individual semanal.
  • Oportunidades para reunirse.

Ser consistente

  • Con las recompensas y las consecuencias.
  • Con las normas.

Promover el liderazgo y la responsabilidad

  • Asignar tareas que puedan ser bien realizadas.
  • “Alumno de la semana o del mes”.
  • Dar responsabilidades.

Objetivos específicos y refuerzo con incentivos

  • Establecer objetivos concretos y un horario.
  • Sistema de recompensa.
  • Tarjeta de incentivos por comportamiento o trabajo.
  • Contratos con los alumnos.

Comunicación con los padres y otros profesores

  • Cartas.
  • Reuniones.
  • Llamadas de teléfono.
  • Implicar a otros empleados del centro.

 Comentario

La lista es bastante parecida a la que se podría encontrar en muchas guías actuales de intervención escolar en TDAH. ¿Qué es lo que tiene de especial esta propuesta? Pues que tiene nada menos que 25 años. Eso da para pensar muchas cosas.

 

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. marzo 24, 2015 11:12 am

    Me gustaria saber si puedo compartir este interesante artículo en nuestro blog orientacionandujar saludos

    • marzo 24, 2015 1:47 pm

      Desde luego que podéis compartir el artículo. Aprovecho para daros las gracias por vuestro blog, del que tantas veces he descargado materiales. Es una vergüenza que no haya hecho esto antes, pero espero poder hacerlo personalmente algún día.

  2. marzo 24, 2015 11:12 am

    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: